RECUPERANDO LOS HUERTOS URBANOS DE GUADIX…

Dejando por unas horas mi oficio de planificador, me he querido sumar a la asociación Co-Marca Guadix Natural y el pasado sábado cogí mis bártulos y me fui a podar a La Huerta de Las Pastoras… pero prefiero hablar menos y que sean las imágenes de este pequeño vídeo las que hablen por sí solas…
¡¡¡OS GUSTARÁN!!!

Pincha en la imagen para acceder al enlace completo

 

SER INFLUYENTE EN LA MENTE DE GENTE INFLUYENTE

Gracias LILIA SUSANA CARRILLO por tus palabras:

“Más que polémico, resulta estimulante encontrar dentro de estas breves líneas el contraste y los matices que se construyen entre el profesional, el ciudadano y el hombre.

Esta serie de ensayos nos conduce hasta la pasión por la ciudad, por el espacio y el habitar desde la mirada de quien vive ser arquitecto, ser un tomador de decisiones, ser conciliador y, seguramente uno de sus más grandes atributos, ser influyente en la mente de gente influyente.

La reflexión de Juan Carlos García de los Reyes es vital y realista, sin embargo, el toque de su crítica se gesta en la prudencia de sus notas.

Este texto no se dirige de manera exclusiva a la academia o a los tomadores de decisiones, es un diálogo abierto con el amante de la vida, una charla con quien construye su comunidad y se esfuerza por el desarrollo de una nueva ciudad… La Ciudad Comprometida.”

Lilia Susana Carrillo Medina, Dra. en C.S. Directora de la Red Ibe¬roamericana de Estudios sobre Sociedad, Ciudad y Medioambiente. México

Texto perteneciente al Prólogo de mi libro: REFLEXIONES DESDE LA CIUDAD COMPROMETIDA: LO QUE SIENTEN MIS PENSAMIENTOS

Pincha en la imagen para descargarte gratuitamente el libro: REFLEXIONES DESDE LA CIUDAD COMPROMETIDA: LO QUE SIENTEN MIS PENSAMIENTOS

DESCARGATE GRATUÍTAMENTE MI LIBRO: “REFLEXIONES DESDE LA CIUDAD COMPROMETIDA: Lo que sienten mis pensamientos”

Os invito a DESCARGAROS GRATUITAMENTE EL LIBRO: “REFLEXIONES DESDE LA CIUDAD COMPROMETIDA: Lo que sienten mis pensamientos” a través del enlace que adjunto.

Han pasado ya más de ocho años desde que nació La Ciudad Comprometida y llevaba meses convencido de que necesitaba realizar una cierta mirada retrospectiva, pero sobretodo una mirada a mi interior. Para mi propio aprendizaje pero también para contárosla: porque a través de mi actividad profesional y en el día a día he aprendido bastantes cosas (actitudes, métodos, estrategias) que me son muy útiles y que no querría guardármelas solo para mí. Que quisiera compartirlas.

Y es así como ha surgido este pequeño libro en cuyas páginas va aflorando mi ideario personal y profesional, mi compromiso por vivir y mi compromiso por compartir lo que aprendí. Además, creo que con la publicación de este libro continúo con mi compromiso de humanizar los conocimientos que adquirí y por eso me complace especialmente poder distribuirlo de manera gratuita.

El libro supone un cierto balance sobre mi trayectoria profesional y personal, a caballo entre Europa y América, así como también, de alguna manera, algo de presentación del nuevo camino vital y profesional que he decidido recorrer…

Pero en el libro sobre todo, encontrarás ese pequeño manual que me ha permitido llegar a donde estoy hoy en día, y espero de todo corazón que también te pueda servir a ti tanto como me ha servido a mí. Y si lo deseas, puedes compartir esta invitación con tus amigos y conocidos en las redes sociales.

Pincha en la imagen para acceder

 

¿ES NECESARIO DEMOLER PARA PROTEGER LA LEGALIDAD?

Es temprano, mucho, y algo me dice que hoy debiera hablaros de todo lo que subyace detrás del último encargo profesional que mi equipo ha recibido, ya que la administración autonómica de Andalucía (España) nos ha pedido que dirijamos la demolición de una vivienda construida ilegalmente en Suelo No Urbanizable… Una cuestión que, vista con algo de perspectiva, tiene que ver con un debate de rabiosa actualidad en España, ya que tiene que ver con la intervención de los poderes públicos de cara a la protección de la legalidad. Interesante debate… ¿Me sigues?

En efecto, no es posible vivir en un estado de derecho sin el cumplimiento efectivo de las normas que su población se haya dotado de manera democrática, y por tato se hace imprescindible requerir de los Poderes Públicos que ejerzan de manera efectiva las potestades que tienen otorgadas constitucionalmente y que quedan definidas a través del conjunto de leyes y normas con las que cada sociedad se ha dotado. Y tal y como veis, esta afirmación que podría ser extensiva a cualquier temática e incluso a cualquier país, está relacionada de manera evidente con ese encargo profesional que la Junta de Andalucía nos ha realizado… ya que una Demolición no es otra cosa que una dura, difícil y también inevitable acción de los poderes públicos de cara a la reposición de la realidad física alterada, esto es, de la reposición de la legalidad urbanística a través del ejercicio de una competencia denominada “Disciplina Urbanística”. Y me voy a explicar:

Las razones que legitiman a los Poderes Públicos para el ejercicio de la disciplina urbanística en el caso de Andalucía están definidas en la Ley 7/2002, de Ordenación Urbanística (LOUA), que define con claridad que la actividad urbanística en su conjunto se trata de una función de claro interés público y que por tal motivo debe ser asignada a las administraciones, que por ello tienen la competencia para regular la planificación, organización, dirección y control de la ocupación y utilización del suelo, así como la transformación de éste mediante la urbanización y edificación y sus consecuencias para el entorno.

Y a dichos efectos, la legislación atribuye a las administraciones públicas el ejercicio de diversas potestades, entre las que se encuentran algunas relacionadas directamente con este caso, como serían las de:
“- Policía del uso del suelo y de la edificación y protección de la legalidad urbanística
– Sanción de las infracciones urbanísticas y
– Cualesquiera otras que sean necesarias para la efectividad de los fines de la actividad urbanística.”

Y a esas acciones que estarían dirigidas al cumplimiento de la legislación y ordenación urbanísticas es a lo que el legislador ha denominado como Disciplina Urbanística (Titulo VI de la LOUA), disponiendo para la administración competente las siguientes potestades:
“a) La intervención preventiva de los actos de edificación o construcción y uso del suelo, incluidos el subsuelo y el vuelo
b) La inspección de la ejecución de los actos sujetos a intervención preventiva
c) La protección de la legalidad urbanística y el restablecimiento del orden jurídico perturbado
d) La sanción de las infracciones urbanísticas”.

Es decir, con potestades que van desde el otorgamiento de licencias por ejemplo y demás autorizaciones previas a la transformación o uso del suelo, hasta las de naturaleza represiva, sancionadora o la restauración de la legalidad urbanística (con la reposición del estado físico alterado, esto es, la demolición de lo construido ilegalmente).

En fin, que prefiero construir a demoler pero bien mirado demoler, excepcionalmente claro, también es construir la legalidad y favorecer que las acciones se enmarquen dentro de las normas y los criterios que entre todos nos hemos dotado… Por eso, tras un largo proceso administrativo primero y judicial después, nuestra sociedad ha determinado que un edificio debe ser demolido, ya que es incompatible con las normas que nuestra sociedad democráticamente se ha dotado…

Y esa es la razón por la que mi equipo y yo hemos aceptado este encargo profesional.