Morituri te salutant

Cincos dardos para el Real Madrid – Granada CF

*“Ave, Caesar, morituri te salutant”. O sea, “Ave, César, los que van a morir te saludan”. Es la exhalación que asociamos con la presentación de los gladiadores en la arena, aunque algunos historiadores contradicen esta teoría y se la adjudican simplemente a los condenados a muerte que participaban en alguna representación teatral de obligado final funesto. Pero quedémonos con la interpretación más cinematográfica para imaginar a los once elegidos por Anquela cuando salgan al verde del Santiago Bernabéu. Ante ellos, un estadio descomunal, un público entendido con un testimonial pero sensible flanco amistoso, y un campeón de Liga, recientemente supercampeón de España. Esto es, un rival de enjundia, sediento de éxito, que ha comenzado el torneo de manera inusualmente aciaga. Todos los condicionantes para ser devorado. “Morituri te salutant”, podría ser la proclama al pisar el círculo central, a segundos de las 19:50, esa hora extraña que nace en la dislocada cabeza de los titiriteros televisivos. “Morituri te salutant”, o tal vez no. Todavía no.

*En la expedición rojiblanca hay héroes de lo imposible. La última vez estaba Íñigo López. Ahora está también aquel compañero de zaga en el Alcorcón, Borja Gómez, con el que sobrevivió al asedio del conjunto dirigido en su día por Pellegrini, a doble partido, por si quedaban dudas de su goleada en el Santo Domingo. Pero ahora está también su líder en aquella batalla quimérica, ese entrenador que luce aspecto de aquellos galos tan impulsivos de la aldea de Asterix, a falta del bigote. Juan Antonio Anquela desliza presiones y acude a lo rutinario para justificar que lo normal es que el Granada salga goleado de Madrid. Mientras tanto, con su homólogo más pendiente de la Liga de Campeones, acudiendo a ver a su próximo rival a Inglaterra, y la hinchada blanca atenta al debut en Liga de Modric y del flamante Essien, Anquela desmenuza vídeos y estudia la táctica no para evitar el avasallamiento, sino para extender el pánico en la mente del gigante. Hacer real lo inimaginable.

*¿Cómo se plantea un partido ante una potencia así, al que su victoria en la Supercopa ha tenido que motivar, que encima necesita que alguien pague los platos rotos del flojo arranque? Pues con cierta prudencia, pero ánimo ofensivo también. De nada valdrá un encierro amurallado, pues sabrán encontrar la rendija. Tampoco es optimista salir a tumba abierta, pues la resistencia duraría un rato. El encuentro requiere paciencia, intención de desesperar al sistema nervioso rival, contener la furia de sus estrellas, buscar allí donde se puede hacer daño. ¿Por dónde se logra esto? Balón parado, sobre todo, y a la espalda de los vertiginosos laterales.

*Anquela anuncia algún cambio en el once titular. Parece claro que si insiste en el 4-2-3-1, como parece, la única pieza que baila es la de Jaime Romero. La introducción del albaceteño sirvió para contener un ápice el impulso de la banda derecha sevillista en el último partido, aunque a Navas fue complicado atarle. Ahora es probable que Anquela prefiera poner obstáculos en el sector contrario. Para ello, la posibilidad de que entre Juanma Ortiz como interior late. Se hace raro pensar que renuncie a alguien del trío Orellana, Arabi y Floro.

*Si los madridistas querrán ver más de Modric o el estreno de Essien, los granadinistas tienen también la motivación de ver en acción a Brahimi aunque sea unos minutos, que ya ha entrenado y viajado nada más llegar para ir haciendo piña. De nuevo, en los aledaños del estadio se vivirá una fiesta en rojiblanco, de pasión, respeto y cariño. Pero en el campo no debe haber espacio solo para las fotos. Lo normal es sucumbir, pero a veces el gladiador acorralado por tridentes, redes, picas y espadas consigue rebelarse, atacar y hasta triunfar contra todo pronóstico. “Morituri te salutant”, pero ya veremos quién cae.

7 Comentarios

  1. Lo triste es que en Canal + dijeran que la estrella del Granada C.F. es el entrenador. Que en Cuatro en los deportes, el reportaje que echan del Granada C.F. sea el entrenador haciendo aspavientos en partidos del Alcorcón. Que el titular en los diarios deportivos sea que Anquela dice que “el Madrid es un demonio y nos va a aplastar”. ¿es todo lo que puede ofrecer el Granada C.F. futbolísticamente hablando?
    Después las siguientes menciones en Canal + es que Anquela estaba gesticulando y gritando a sus jugadores y que el preparador físico del Granada C.F. tiene la pierna escayolada.
    Por desgracia, después del partido de ayer, seguirán hablando de lo mismo porque dimos una mala imagen, como si sólo estuviésemos esperando el golpe de gracia en el anfiteatro madrileño.
    Creo que habrá que hablar menos en sala de prensa y más en el campo.
    Saludos.

  2. @Rodrigo: Anquela no tiene la culpa de ese fenómeno. Esa corriente de simpatía en los medios nacionales hacia el entrenador puede ser reconducida de manera positiva. El problema es que están esperando ese titular gracioso. No creo que Anquela pensara que no se podía hacer algo en el Bernabéu. El problema es que el equipo no está aún fino.

  3. @MASOMO: Es probable que el equipo no sea un equipo como tal aún. Que le falta acoplamiento. Anquela se ha tomado muy en serio esto, pero está aprendiendo lecciones sobre la marcha. Esperemos que ante el Deportivo el equipo despunte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *