El prudente, el atrevido y el imprevisible

5 dardos para el Levante – Granada

* Hay un Anquela prudente, al que la coherencia con la línea pasada le invitará a sustituir a Iriney con el mediocentro que ha acompañado las últimas convocatorias, Manolo Lucena. Puede que, abriendo un poco el abanico de alternativas, sopese la ubicación de Moisés ahí, una medida incongruente con la reiterada ausencia del catalán en las listas, aunque quizás Anquela rememore que Moisés fue una pieza relevante en el último tramo del campeonato pasado. Tal vez Anquela sea atrevido, actúe con dos puntas, coloque a Brahimi de mediocentro y se líe la manta a la cabeza. Hasta puede ser tan imprevisible de colocar a Torje de segundo punta, a Orellana en la zurda, en la derecha Ortiz y la sala de máquinas para Brahimi y Rico. ¿Qué es lo normal? Que entre un mediocentro defensivo y que a Jaime le sustituya Brahimi con respecto al once inicial ante el Zaragoza. Poco castigo para un partido lamentable.
* La virtud de Brahimi es que mejora la circulación y acude al rescate del resto cuando la posesión es rojiblanca. Un elemento que engancha, aunque desconocemos si insuficiente para mejorar a un Granada que tendrá que evaporar cualquier recuerdo de la última derrota. Por plantilla, el Granada no es el peor equipo de Primera. En la clasificación, tampoco se abalanza sobre la zona de descenso. Pero en juego, es de los peores hasta ahora. Si la táctica de la insistencia no funciona, quizá Anquela tenga que alterar factores. No vaya a ser que después de hartarse de trabajar, soñando toda la vida con estar en Primera, se le vaya a escapar su gran oportunidad entre dudas de cómo traducir en el campo sus intenciones futbolísticas.
* Retahíla de delanteros en la lista, déficit evidente de centrocampistas, hasta que en breve comiencen a entrar Benítez y Yebda. Lucena como solucionador, Lucena como evidencia de que hay problemas en esa zona que se empiezan a resolver tras la recuperación del argelino, pero que todavía no tienen impacto en el terreno. En un equipo que ha tendido a jugar con un solo delantero ante sus desajustes atrás y su inestabilidad en el centro, el técnico tiene un buen lío, para elegir entre El-Arabi, Floro Flores e Ighalo. De Machís nos vamos olvidando, porque su destino es la cesión salvo que la demarcación sufra una terrible epidemia de repente. Quizás, ni con esas. A Anquela no le ha entrado el venezolano desde primera hora y no ha cambiado su parecer.
* Diakhaté se queda fuera de la convocatoria, así que como mínimo uno de los dos centrales habituales repite. Veremos hasta qué punto tiene Mainz opción de asaltar la plaza. Anquela está siendo muy cariñoso con Borja Gómez, el central más completo de la plantilla pero también el que está sufriendo más despistes reiteradamente. Le espera un partido complicado ante un Levante dañino a la contra, con un delantero, Martins, que barre el frente con mucho brío. Duro examen.
* Rival curtido en la veteranía, ensalzado por una trayectoria de éxito desde la modestia. Posible cansancio por disputar competiciones europeas, ausencia capital de su bastión atrás, Sergio Ballesteros. Pocas veces se van a presentar mejores circunstancias para acudir a un campo de escasa presión ambiental, pero en el que los locales se han hecho vigorosos. Sin la presión de monopolizar el balón, puede que se presenten opciones de triunfo ante un Levante al que todo modesto quisiera parecerse. Será una reválida para ciertos futbolistas que andan perdidos. Anquela, el prudente, el atrevido o el imprevisible, debe tomar ya cartas en el asunto y orientar hacia algún lugar a este equipo todavía indefinido.

4 Comentarios

  1. Ese es el problema. El equipo no está definido, no sabe a lo que sale a jugar, por encima de que haya mejores o peores actores. Ni se defiende numantinamente, ni se presiona arriba, ni se enlaza. Hay demasiadas fases en que el equipo está partido: los que tratan de defender, y los que intentan atacar. O se cohesiona el grupo y se hace más compacto juntando líneas y sacando mejor el balón desde atrás, o el panorama seguirá dependiendo de acciones individuales y de la fortuna.

  2. Pienso que, o los jugadores no saben o no creen en lo que les dice Anquela, o el discurso de Anquela no sirve para primera división. Llevamos ocho puntos, sí, pero con casi ningún juego ni con una idea clara de cómo afrontar los partidos. Y Anquela se resiste en cambiar lo que falla o ha fallado. Querrá morir con sus ideas.
    De todas formas, yo no voy a desear nunca que pierda el Granada C.F. para que echen al entrenador como lees por ahí. A ver si nos traemos la victoria, aunque sea jugando mal y si puede ser jugando bien, mejor.
    ¡¡¡Vamos Graná!!!

  3. Anquela está demostrando ser un poco cuadriculado,costándole mucho cambiar lo que no funciona,siendo bastante benevolente con algunos jugadores que no están del todo finos.El caso más claro lo tenemos en el centro de la defensa,en donde se están cometiendo errores garrafales que nos están costando muchos puntos.Borja Gómez ya demostró la pasada temporada que es un magnífico central,pero si de lo que llevamos de temporada está cometiendo errores de forma reiterada la solución podría ser la de probar a cambiar la pareja de centrales y sentar a Borja Gómez en el banquillo.Desconozco cómo trabaja Anquela en los entrenamientos para solucionar estas lagunas defensivas,pero igual debería insistir más en ello,no lo sé…

  4. Tras el partido, seguimos sin saber a qué jugamos. Creo que los jugadores no creen en el entrenador y se dejan llevar, como hicieron el año pasado con Fabri. Un Granada C.F. triste, sin ideas y de largo, el peor equipo de primera división.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *