Un peligroso banco de pruebas

5 dardos para el Zaragoza – Granada de Copa del Rey

*La intrascendencia de participar en la Copa del Rey para un equipo que se juega el pellejo por la permanencia en la Liga difiere en estos momentos para el Granada, que pretende que la competición sea un particular banco de pruebas para su segunda unidad, el bloque suplente con afán de reivindicarse y alcanzar plazas de titulares. Pero este ensayo puede ser un arma de doble filo. Una mala imagen, un resultado adverso considerable, puede acrecentar las dudas de una afición que esperaría de uñas a los suyos el domingo, ante un rival histórico como el Athletic Club sumido en la misma guerra de supervivencia, pese a su extraordinario curso pasado.

*Complicado acertar el once del Granada. Podría salir una batida de elementos que no fue de la partida en Valencia, pero quedaría siempre una duda. ¿Quién se emplea en el centro del campo? Cualquiera de las parejas que se baraja apenas se adorna con signos creativos. El perfil general es de contención. Tal vez sea un momento táctico áspero, con un Granada más retrasado que otras citas, controlando acontecimientos, como hizo en Mallorca.

*Vuelve Benítez. Aquel botellazo le pesará siempre en el historial. Ahora se reconduce de nuevo, como ya le ocurrió en el pasado. Va a ser padre por segunda vez, en pocas horas, y esa estabilidad tal vez deparé a un jugador más maduro. A él se encomienda media ciudad, pues si está por la labor es un azote. Tras un año que comenzó arrastrando excesos, acabó elevándose como un tiro, pero un cruce de cables estropeó el final. Ha llegado la hora de que Benítez demuestre si realmente es un jugador imponente o una moda pasajera. Un extremo de nivel continuo para Primera división.

*Surge la curiosidad también sobre quiénes ocuparán el balcón de ataque. Se intuye que el Zaragoza revolucionará también su once titular, pero en casa no querrá regalar nada. Ighalo o Floro Flores pueden aparecer en vanguardia, sin descartar la oportunidad para Machís. Tal vez, en banda.

*La tele da apagón al partido y seremos muy pocos los que les podamos contar lo que allí ocurra. Puede que eso juegue en favor de la tranquilidad del equipo. Lo importante, más que un juego excelso, es que se atisbe un plan, se contemple otra actitud y los suplentes llamen con fuerza a la puerta. Porque si de Zaragoza se vuelven con la depresión agudizada, el domingo va a ser complicado en Los Cármenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *