El tomate está en la mediapunta

5 dardos para el Granada – Zaragoza (Copa del Rey)
* Todo empezó el día que se marchó Martins. Mejor dicho, el día en el que los intereses económicos del Benfica resultaron incompatibles con la oferta del Granada, que contemplaba un buen salario para el jugador pero sin pagar traspaso. En ese momento, la dirección deportiva empezó a fichar y trabajó sin prisas en las búsqueda de un mediapunta que enganchara con el ataque. Contaba con la vuelta de Orellana, quien había crecido en Vigo. Si el mercado se ponía apetecible, vendría otro. Si no, los mandos rojiblancos barajaban la opción de actuar con dos delanteros, con Orellana o un perfil similar escorado a un costado, apostando por que Mikel Rico e Iriney darían el primer paso en la salida de balón, a la espera de la recuperación de Fran Rico y Yebda. Este era el plan, pero todo se alteró. En cuanto se juntaron las piezas, al rompecabezas le faltaba algo. No existía la fluidez. Lo de los lesionados iba para largo. Orellana no acababa de ejercer de director de orquesta con continuidad y mientras Benítez estaba sancionado se ocupaba más de la banda izquierda. Llegó Brahimi entonces. Fue el último, pero también el que mejor rendimiento ha dado de los fichajes hasta ahora. Pero Brahimi se ha lesionado. La lógica es colocar a Orellana. Pero el chileno es complicado. Hay gente que le tiene tirria. No perdonan cierto aire indolente en ocasiones. Tampoco sus coqueteos para regresar al Celta. En Valladolid ejerció de mediapunta y no estuvo mal, aunque Anquela le relevó tras el 1-0. Pero hay un grupo de seguidores no satisfecho. Pueden hacérselo notar en Copa, si actúa de titular. Podrían forzar el divorcio. Apagarle de cara al partido del domingo, cuando realmente no puede faltar. Es una situación problemática.
* Este es el panorama de un partido que una ingeniosa promoción va a llenar de público, que obviamente no acuden a ver derrotas ni bochornos. Querrán ganar convenciendo. El equipo tiene que ir a ganar para remontar. Puede ser una presión o un acicate. Lo importante es que nadie quede tocado, ni en lo físico ni en lo mental.
* Parte trasera de suplentes y mezcla desde el centro del campo en adelante. Por dilucidar, la pareja de mediocentros y sobre todo el ataque.
* Floro o Ighalo, parece la incógnita. El italiano flirteando con su marcha y el nigeriano goleando al filial. Esta decisión tiene mucho de política. Apostar para convencer al que se quiere ir o inclinarse por el que no se va, ni siquiera a la Copa de África.
* El Granada va a intentar levantar la eliminatoria y dejar satisfecha a su hinchada. Que sea un prolegómeno satisfactorio de cara al domingo. El otro escenario, el tétrico, no quiere figurárselo nadie. Mejor así.