Voluntarios

5 dardos para el Sevilla FC – Granada CF

* Anquela se ha desprendido de los ademanes de profesor de instituto y se ha ajustado el uniforme de sargento chusquero ahora que mejor le van las cosas. A lo Clint Eastwood, se ha erigido en aquel oficial Tom Highway cuya naturaleza disciplinada metió en vereda a un puñado de displicentes novatos. Anquela ha marcado una raya en la tierra, ha explicado las dificultades de la misión en la que se adentran y ha gritado: “¡Voluntarios, paso al frente!”. Los que han avanzado forman la tropa, vengan de donde vengan, hablen el idioma que sea. El que remolonea, el que se quiere marchar a otro cuartel, no vale para este viaje solo acto para leales.

* Si Orellana en su momento pagó flirtear con una huida en la grada, es el turno de penitencia para Jaime y Yebda, ambos relacionados con posibles salidas del club por su inactividad. Castigo para el que se rinde antes de tiempo. Los que para él no pelean por denuedo por el puesto. También ha caído Angulo, para constatar que un meritorio puede dejar de serlo si baja su predisposición. Por eso mete a Migue García, el canterano que tanto ha opositado, hasta recoger su premio. Eso sí, cuando ha renovado su contrato con la entidad. Cuando ha grabado su fidelidad al proyecto.

* La alineación tiene dos interrogantes. Uno en el centro del campo, donde porfían Mikel Rico e Iriney, asumiendo que Recio es ya intocable por su vertiente creativa. El entrenador abundó en su enfado durante el último partido, precisamente por las fases de descontrol en el centro del campo, por lo que a nadie extrañaría que el vasco se bajara del tren esta vez. Curioso, porque él fue el autor del gol del triunfo el curso pasado, en la única victoria de la historia rojiblanca en el Sánchez Pizjuán.

* La otra duda está en el ataque, donde se medirá el estado de forma de Aranda, si está ya listo para actuar de la partida. Ighalo ha trabajado mucho en las últimas citas pero le ha faltado presencia en el área, aunque el árbitro le apuntara el 1-0 ante el Rayo. Ojo, porque vuelve a haber superpoblación en la vanguardia, tras el regreso de Machís, que no entró en la citación, y la eliminación de Marruecos en la Copa África, que devuelve a El-Arabi. Todo, a la espera del último fichaje, que pudieran ser dos incluso. Frenesí entre semana.

* El Sevilla vendió a Diego López el viernes, recuperó la inversión hecha por el portero gallego en verano pero ahora se encuentra con un mar de inquietud, pues Palop está tocado y encima tienen Copa del Rey en unos días. Emery no le hace ascos a poner a Julián, el cancerbero del filial, que encima es granadino, de Campotéjar. Héroe o villano para el equipo de su provincia, que acude a la capital andaluza con los que han demostrado mayor apego a las ideas del técnico. El que trabaja y se implica, sale al césped. El que reclama el puesto consumido por la vanidad y el ego, se queda en casa.