Filos goleadores

La falta de gol no solo se resuelve con buenos delanteros, igual que los problemas defensivos no se solventan con un par de centrales adecuados. La manera de jugar es determinante para mejorar ambas variables, aunque todos sabemos que hay jugadores con mayor poder realizador que otros. El gran lastre del Granada es que no ha compensado la falta de eficacia del hombre elegido como más adelantado con otros finalizadores que partan de otros puestos.

Si el curso pasado un lateral izquierdo, Siqueira, y un central, Íñigo López, aliviaron en parte las carencias de un conjunto que ya tenía problemas para terminar jugadas, este año está siendo aún peor, pues salvo el arrebato inicial de Torje y la estadística endulzada por El-Arabi, que metió muchas dianas inservibles de cara al resultado final en los partidos iniciales del campeonato, no ha irrumpido ese jugador que sin ser punta nato acompañe a la hora de besar las redes con el balón.

La directiva pretende combatir esta situación con Nolito y Buonanotte. Aunque es pronto para concretar cómo les aprovechará Alcaraz, parece evidente que ambos futbolistas se acomplarán a los costados, desde donde entrarán a pie cambiado, para aprovechar su poder regateador en diagonal y su buen disparo. Con ello el Granada ganará en capacidad para generar peligro y tal vez olvide sus dificultades para romper los lacres. Con Aranda arriba, a la espera de lo que pueda pasar con ‘Seba’ también, quedaría Brahimi como enganche de un centro del campo donde seguirán peleando por dos puestos Recio, Rico e Iriney, más Yebda si finalmente se queda.

Queda muy abierto quiénes serán los centrales cuando todos estén disponibles y se abren nuevos frentes en el lateral derecho y la portería. No hay que olvidar que Juanma Ortiz trabajó con Lucas en Almería y habla maravillas de él, por lo que Nyom podría ver cuestionada su titularidad. El técnico granadino también tendrá que tomar una decisión en el marco, entre la continuidad de Roberto o el rescate de Toño.

Solo queda claro algo: las soluciones en vanguardia han aumentado. Los costados se han afilado.