Operación magistral

El mercado invernal ha revolucionado al Granada, un periodo fértil para los hábiles gestores del club, que se mueven como peces en el agua con estas intrigas. Parecían arrugados en el momento de abrirse la puerta en diciembre pues había una enorme necesidad de incorporar atacantes ante la salida de Floro Flores y las marchas con sus selecciones de El-Arabi y Machís. Pero a los mandos rojiblancos no se les había encogido el seso, sino que barruntaban un amplio despliegue que les iba a tener ocupados hasta los últimos segundos del plazo.

Recio ya supuso la búsqueda de un perfil creativo para un centro del campo diezmado por la no recuperación de Fran Rico y los problemas de puesta a punto de Yebda. Aranda, el primer culebrón, obligó a una agria negociación con el Zaragoza, que pilló una buena tajada, aunque compensada en la previsión de desembolso del club por el gesto generoso del propio jugador de bajarse el suelo previsto. Pero las emociones fuertes arreciaron esta misma semana, a pocos días de expirar la posibilidad de cambios. Se destituyó al entrenador, aterrizó Lucas Alcaraz y se gestó la llegada en simultáneo de Nolito y Buonanotte. Quedaba la baza de Seba y sobre todo el orden de salidas.

En este último capítulo se ha demostrado la dureza de los negociadores del Granada. Machís y Jaime se van cedidos en busca de oportunidades, reforzando lazos con el Victoria de Guimaraes con el primero, ingresando dinero por el albaceteño, más que el desembolsado por Recio. Moisés dejó también una plaza libre en la medular pero el abandono al que se aguardaba era el de Orellana. En el club rojiblanco la máxima era no reforzar a rivales directos salvo suculenta operación económica. Solo así se podía calificar lo del chileno por 1,2 millones. De una tacada se cubría lo gastado por Nolito y Aranda. Por tanto, solo Buonanotte suponía, con sus 2,3 millones, un gasto para las arcas, perfectamente amortizable a futuro por edad. Con Orellana se marcha un jugador con talento pero disperso, que no quería seguir en el proyecto. En Vigo le esperan como el mesías, aunque habrá que ver su rendimiento en Primera división.

Este Granada ha adquirido otra cara. Ahora queda la adaptación. El fútbol está sujeto a los azares pero, normalmente, cuando las cosas se hacen bien se recoge frutos. Los mimbres se han puesto. Toca cerrar el cesto. Para concluir que la operación es magistral toca ver cómo evoluciona el enfermo.

2 Comentarios

  1. Estos fichajes me han ilusionado como si de un partido ganado se tratara, o más… la verdad es que ahora mismo confio en la salvación mucho mas.

  2. Pina se ha anotado un tanto ante aquellos detractores que cuestionaban continuamente su interés por el Granada.Ha demostrado, que como buen empresario que es, le interesa mantener al equipo lo más arriba posible,pues de esa circunstancia se beneficiará tanto él como la afición del Granada, ahora solamente hace falta que el patrón del barco sepa llevar el barco a buen puerto sacándole el máximo rendimiento a cada de los futbolistas con los que cuenta en la plantilla,mimbres tiene más que suficientes para conseguir el objetivo de la salvación una temporada más en la máxima categoría.Por ello,quiero agradecerle el gran esfuerzo que ha realizado en este mercado invernal para reforzar al equipo,chapó por él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *