El virus FIFA y la continuidad

5 dardos para el Deportivo – Granada

* La ansiedad supura en La Coruña, donde su Dépor afronta el duelo con el Granada como un penúltimo desafío para sacar la cabeza del pozo. Pocas veces los rojiblancos encontrarán un rival más exigido por la clasificación. Si vencen, apuntillarán a un rival directo por la permanencia. Por ello, el enfoque del duelo difiere de la victoria con el Madrid, donde prevaleció la organización defensiva ante un contrario destensado e inconexo en Liga. El Dépor querrá rebelarse ante su adversidad, dominar hasta rendir al Granada. Soportar el asedio jugará en favor de los de Alcaraz, que buscarán mantener su cota protegida y que el nerviosismo adversario se acreciente, tanto en el campo como en la grada. Un partido de desgaste que medirá las prestaciones reales de la retahíla de nuevos de fichajes. Sus posibilidades ofensivas sobre todo.

* Lucas no juega tanto al despiste como Anquela. Prueba situaciones, le da matices a sus ejercicios, pero acaba probando con su once titular probable. Un axioma del fútbol dicta que lo que funciona no se toca. La pregunta que se elucubra es si lo que valió en casa con el Madrid será útil para derrotar al Dépor. Alineación y planteamiento pronto quedarán despejados. Hay un par de posibles cambios.

* El virus FIFA puede afectar a la planificación. La banda derecha rojiblanca de la última cita, formada por Nyom y Torje, ha tenido trabajo extra durante la semana, por la convocatoria con sus selecciones. El rumano retornó motivado tras marcar un golazo de falta y participar en otro de los tantos de Rumanía ante Australia. Nyom volvió a entrenarse con sus compañeros el mismo viernes, aunque su portentoso físico pocas veces se ve afectado por sobreesfuerzos. Torje tiene un tremendo rival en la derecha, pues Lucas postula a Buonanotte como una de las opciones en el costado diestro. La continuidad es probable, pero no se puede descartar esta variante. Bien de inicio o sobre todo en la segunda mitad.

* En el ataque también podría aparecer, más temprano que tarde, El-Arabi. Ighalo hizo un extraordinario desgaste ante el Madrid, aunque no marcara, pero precisamente su historial inmaculado a la hora de finalizar (aunque le adjudicaran el gol ante el Rayo) puede devolver la plaza al francomarroquí, tras su regreso de la Copa de África. A Alcaraz le gusta pero tendrá que ser capaz de inyectar ese espíritu competitivo que proliferó en el reciente triunfo en Los Cármenes.

* El drama se cierne sobre Riazor, pero para los locales. Los visitantes pueden fallar y no caer en descenso. Pero una derrota rebajaría el clima ilusionante generado con esta nueva etapa. El Granada ha formado una estructura con capacidad para abordar cualquier tesitura, ante equipos fuertes y parejos. El Dépor chequea los mecanismos de este Granada, pero la profunda preocupación está en la orilla gallega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *