El Levante, viejo jabalí

La eliminación de un equipo español en competiciones europeas supone una tristeza para la afición nacional, pero las circunstancias que sufrió anoche el Levante seguro que aliviaron a ciertos seguidores rojiblancos, que vieron al conjunto granota hacer un esfuerzo digno de encomio para remontar, ya en la prórroga, el gol conseguido por Salomón Rondón. El Levante exprimió a sus jugadores en pos de la remontada, dentro de un plantel veterano que ha ofrecido un rendimiento fantástico las dos últimas temporadas, pero que acusa el esfuerzo extra de la Liga Europa. Su rendimiento irregular en los partidos de la competición doméstica posteriores a sus cruces con rivales de otros países así lo corroboran.

El Levante tiene una puntuación en la tabla que le mantiene en la zona tranquila, por lo que no necesita abusar de sus jugadores más importantes a estas alturas, por lo que es probable que Juan Ignacio Martínez se guarde a algunos de los que tuvieron que afrontar el dificultoso encuentro ante el Rubin Kazan en el banquillo. Pero ojo, la posibilidad de que el domingo haya un contrincante con teóricos suplentes no rebaja la competitividad de esta escuadra. Ya con suplentes plantó cara en su estadio a un Getafe con sus mejores galas, con el que empataron con un gol ‘fantasma’ que les anularon.

Si de algo puede presumir el Levante es ser una estructura acorazada, que no se entretiene en retórica y se afianza sobre una defensa solvente y una salida rápida en ataque. Han perdido a Martins, su gran estrella en vanguardia, el hombre que logró dos goles en el partido de la primera vuelta ante el Granada, el día de sus cumpleaños. Tal vez otros destacados reposen también el domingo, pero ese equipo siempre resulta indigesto bajo cualquier condición. Es como el viejo jabalí acorralado. Cuando parece a punto de ceder, arremete con furia. Si los rojiblancos sucumben ante un exceso de confianza al ver una alineación plagada de menos habituales, cometerá un error de bulto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *