Dormir en el acantilado

* 5 dardos para el Espanyol – Granada

* El aficionado devora sus uñas hasta las cutículas ante el desasosiego que provoca comprobar la nula oposición de algunos adversarios ante los rivales directos del Granada. La amenaza de la corrupción rodea los finales de Liga y a esa teoría se abonan algunos cuando comprueban escasa resistencia en tales oponentes. La mala fe como el dopaje son cánceres que sufre el deporte, pero poca caridad se le puede exigir a un conjunto que ha cumplido sus objetivos ante un bloque que pone en liza su supervivencia en la categoría. La profesionalidad la avalaron antes. Ahora, algunos compiten y otros se dejan llevar por cierta desidia. Así le ha sucedido al Levante, el buen samaritano que ha aliviado al Dépor y al Celta, y que en su proyección podría hacerlo con el Mallorca y el Zaragoza, próximos rivales. Pero esta accesibilidad para los adversarios de la permanencia no puede consumir ni un gramo de energía al Granada.

* El Granada solo tiene un enemigo, que es su propia debilidad. En mitigarlatiene que dedicar sus esfuerzos. Porque ya pasaron muchas oportunidades, decoradas con fallos ajenos, que le hubieran permitido dar un salto en la clasificación. El mismo Levante llegó agotado a Los Cármenes tras aquella batalla nevada ante el Rubin Kazan y rescató un punto, con Acquafresca anotando el gol de su vida, cuando en el resto de partidos ha dado pena. El fútbol reúne condicionantes pero pocas veces manda al abismo a alguien que no contrae deméritos. Hasta la fecha, el Granada ha arrastrado fiascos y era cuestión de tiempo que durmiera, aunque fuera transitoriamente, en el acantilado.

* Ante el Espanyol tiene la oportunidad de volver al filo. No será sencillo. Los ‘periquitos’ son bravos en su jaula y tienen un sueño forzado de remontar incluso hasta los puestos europeos, algo bastante complejo aunque posible. Pero la fortaleza del rival no puede amedrentar al Granada, que cuenta con la baja de Recio, lo que supondrá un centro del campo inesperado. Lo probable es que se afronte con Iriney y Rico. Quedará por descubrir si entra Brahimi. Más complicado lo tendría a priori Buonanotte, al que Lucas no acaba de ver más allá de revulsivo eficiente.

* Pero hay un dato que agarra esperanza. Tras la primera concentración del equipo esta temporada, todavía con Anquela, el Granada empató en casa ante la Real Sociedad. El equipo estaba en descenso. Una semana después, en el difícil campo del Osasuna, los rojiblancos vencieron 1-2 y salieron del pozo, donde no volvieron hasta este sábado. Si la secuencia se plagia, puede que de nuevo fuera de casa el Granada encuentre la trampilla hacia donde hay luz.

* La soga ya está en el cuello así que, si quedaba alguno sin enterarse, la situación se pone límite para todos. Ganar saca de ahí. Ganar da confianza. Ganar es lo que se tiene que buscar. Si luego se suma, no debería de ser porque no se intentó lo otro. Se duerme mal y amanece nublado, pero tal vez en Cornellá rezume el impulso que se ha gestado en Marbella, donde el equipo ha aposentado su cuartel general. ¿Lo abandonarán si vencen? Ojalá exista la posibilidad de comprobarlo.

3 Comentarios

  1. Afortunadamente ya van quedando pocos sin enterarse de la realidad, señor Lamelas. Ya que no pudo ser por estética espero que lo hagan por ética, aunque ahora tengan que apelar a la épica. A su debido tiempo no hubiese sido necesario.

    El lobo siempre vino, se mofaron del pobre pastorcillo agorero, el único que quizá pueda dormir en paz con su alma ahora que unos afilados dientes asoman por la puerta. Triste consuelo.

    Un saludo cordial.

  2. El que haya dicho esa burrada que la demuestre. Le debió de parecer sencillo el gol de falta de Nolito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *