Favor andaluz

Tan sobados como los maletines están las componendas de fin de temporada, aquellos acuerdos tácitos que toleran el resultado más conveniente entre dos equipos, a sabiendas de que o bien ambos salen beneficiados o a uno de ellos le daña poco relajarse para que el contrario venza o sume. Pertenece al chascarillo la observación de que los conjuntos vascos suelen favorecerse en momentos de necesidad, por el presumible matiz nacionalista que incluiría también al Osasuna. Lo cierto es que los marcadores sospechosos sin que haya que considerar que exista dinero de por medio se han producido siempre en el fútbol, no solo por cercanía, por el simple matiz de que enmarañarse con un equipo puede pagarse de otra manera más tarde o más temprano, el día que el que esa vez esté tranquilo necesite un favor futuro.

El Granada jugará el domingo que viene en cuatro campos. El de su duelo, en Mestalla, y en otros tres estadios donde opositarán tres conjuntos andaluces. Todos tienen algo en juego: la clasificación para la Liga Europa. El Sevilla en Pamplona querrá arañar sus opciones de reacción, pues ahora vive lejos. Si gana, extenderá la alegría entre la hinchada de Los Cármenes. El Betis en el Villamarín ante el Zaragoza, acosado por el Rayo Vallecano, que ahora mismo no tiene licencia UEFA pero ha recurrido y buscará su clasificaciónEl Málaga sí aventaja en el diferencial a los vallecanos, pero aún requeriría a su vez de una unidad, que también sería de oro pues impediría la victoria del Deportivo, aunque tendrá que esperar que revoquen su sanción. Por tanto, los tres apuestan cosas pero también pueden echar un cable al paisano oriental.

La probabilidad de que el Granada se vea abocado a dirimir su fortuna en la última jornada es bastante baja, vistos estos duelos. Si los equipos de la tierra cumplen sus trayectos, estará expedito. No necesitará rascar ante el embravecido Valencia. Tal vez no sean necesarios los intereses espurios para que el objetivo del club que preside Pina se cumpla, aunque por lo menos habría que agradecer con una ovación de la grada a futuro si este guiño ocurre. Otra cosa obliga al cara a cara en la jornada 38. Lo del curso pasado curtió pero mejor que esa cita quede para homenajes.