Luce Lucena

5 dardos para el Granada – Getafe

* Lo impresionante de Manolo Lucena es la humildad con la que encaja su trascendente figura para la historia del Granada, la misma con la que asimila el olvido en el que ha caído su juego desde la llegada a Primera. Quizás porque se aleja del arquetipo futbolístico actual, pues ni se peina con cresta ni usa camisetas pegadas. Lucena viste sencillo, no es ostentoso y hasta tuvo tiempo de acabar la carrera. Nada menos que una ingeniería química. Con Lucena se habla y da la impresión de estar ante un tipo de los más normal, de esos que salen del curro y se toman una caña con los amigos de toda la vida. Pero Lucena forma parte de los anales rojiblancos. Ha sido capitán en Tercera, Segunda B, Segunda y Primera, aunque en esta su labor fuera testimonial, aunque no deficiente. Es testigo de los mayores lamentos pero también del resurgir. Hoy concluye un ciclo de diez temporadas ligado a la entidad, con aquella etapa asturiana en medio. Los Cármenes le tributará lo que se merece al chico cuyo andares de ganso engañan, pues oculta una mente privilegiada, también para el juego, no solo para los tubos de ensayo.

* Será una tarde extraña. El buen tiempo invita a la playa. La música seguirá en el ferial. El Fandi se encerrará con seis toros. ¿Qué supondrá eso para Los Cármenes? Que irá gente realmente con una sensibilidad absoluta hacia el equipo. Seguramente será la peor entrada de la temporada, porque los precios para los no abonados son altos y no se han promulgado promociones. Pero el que esté en su asiento siente tan suyo lo que le rodea que será especial. La tarde de la nostalgia estará rodeada, en su mayoría, de aquellos que en los años malos en vez de abonados eran socios.

* Como colofón de la campaña, es posible que surja un plebiscito espontáneo en la grada. Prácticamente todos los jugadores del plantel saben la orientación de su futuro. Con Íñigo y Lucena sabiendo que no seguirán, según avanzó el presidente, solo el entrenador queda por dilucidar. Este sábado es un buen momento para que el que vaya exprese a Alcaraz aquello del “quédate” o la indiferencia. Tras conseguir el objetivo marcado y recibir alabanzas, la hinchada también tendrá su modo de expresión.

* Con el Getafe con alguna remota opción de Liga Europa, el partido se libera de tensiones y puede que permita la exaltación del talento de algún jugador que se ha quedado con las ganas. Alcaraz juntará a Nolito, Brahimi, Buonanotte y Arabi, en una retahíla que anuncia elegancia, aunque no sabemos sí constancia.

* Pero detrás de esta tropa estará un mariscal nativo. Aquel que ha metido goles en todas las categorías con el Granada, con excepción de la máxima. Lucena tiene su oportunidad de batir este registro y de entonar el hasta luego. Porque gente así nunca se va del todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *