Plantilla cerrada, estilo a desempeñar

5 dardos para el paréntesis de Liga.

* El debate estético se ha instalado en la zona noble de Los Cármenes. La directiva cree haber dado un paso adelante con una planificación veraniega remachada el último día, pero de la que están orgullosos, pues consideran que la plantilla es la mejor de los tres cursos en Primera y que, sobre todo, permite aspirar a un fútbol más refinado y de dominación. La tesis se sostiene en la adquisición de jugadores cualificados para un juego de calidad y pase. Puede que haya mimbres interesantes, pero hace falta trenzarlos. Para ello, el entrenador tendrá que creer en esa idea y sus hombres complementarse para que el cesto no se desmorone. No es lo mismo dinamizar un partido media hora que intensificar esfuerzos durante 90 minutos. La zona de tres cuartos está cuajada de talento, pero alrededor necesitarán atacantes que rompan la rigidez para definir y una retaguardia que transporte el balón sin golpes violentos.

* Acunar un estilo ejemplar reposa sobre la responsabilidad de todos. Luego están otros factores que contribuyen a la estabilidad. El termómetro básico son los resultados, pero diversas situaciones internas favorecen o perjudican el ecosistema cuando la fase es agria. La presencia de ocho jugadores de habla francesa no tiene nada de malo de base, pero hay un riesgo de que se forme una camarilla que los dirigentes tendrán que vigilar. En las buenas, todo el mundo sonríe. En las malas se ve el carácter profundo. Las marchas de Siqueira y Mikel Rico, aparte de suponer un quebranto deportivo que el tiempo dirá si puede solucionarse con los que ahora quedan, acarrean a su vez una fractura emocional en el grupo, pues se van dos pesos pesados, que se unen al aporte señorial que tenía Lucena. Los meses marcarán quienes, a parte de Mainz, Roberto o Nyom, ejercen una jerarquía influyente sobre el resto. También, si es positiva para el ambiente.

* Salida ordenada de atrás, buena construcción en el centro y combinación arriba. Tres pilares para un modelo agradable que verificaremos pronto si se puede asentar. Mezclar a Fran Rico, Piti, Buonanotte o Brahimi. Quizás haga falta un nexo para ello. Apunten el nombre de Recio.

* Mikel Rico y Siqueira se querían marchar del Granada. Uno tenía un preacuerdo con el Athletic. El otro adquirió un compromiso de Pina para aceptar ofertas este verano, aunque el presidente siempre pusiera el condicionante de que fuera favorable. El mandatario ha intentado velar por sus intereses, a día de hoy los del club. Aguantar lo razonable hasta que las situaciones empezaron a enquistarse. Desde fuera, a algunos les parece que Rico se va barato y que lo de Siqueira es una componenda imaginativa pero insuficiente. El club se garantiza virtualmente tres millones por Rico. Por Siqueira, un millón más medio de lo pendiente por Nolito, y siete a futuro, pudiendo ser más. Tal vez el brasileño se estrelle y tengamos otro culebrón el verano que viene en su vuelta, que no sabemos si sería para rogar quedarse o para volver a saltar. Pero si está a su nivel triunfará, dará 7 millones seguros y veremos si el Benfica es capaz, gracias a su dimensión, de sacar por él más de lo que ofertaron al Granada. Entonces sí habrá sido un negocio. A día de hoy, simplemente se solucionó el entuerto.

* Una curiosidad que ocurrió al final del partido ante el Madrid. El presidente blanco, Florentino Pérez, dedicó muchos minutos a firmar autógrafos a aficionados, tanto antes como después del partido. La gente que trabaja en el palco se sorprendió al verlo retornar un buen rato después de la finalización, con la cara pálida. Resulta que Florentino había perdido el móvil. Muy nervioso, intentó ir a su butaca de nuevo, acompañado de un operario. Los asientos del palco son reclinables. Al extender el suyo, apareció el iphone del constructor. Su reacción fue abrazar a las personas que velan porque todo esté bien en la planta noble. Una anécdota casual que demuestra que todos somos humanos. Incluidos los supuestos seres superiores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *