Regreso al origen

5 dardos para el Elche – Granada

* El regreso a la escena donde empezó todo alcanza al Granada con cierto grado de ansiedad. Vuelve al Martínez Valero, en el lugar en el que ascendió a Primera división, con inquietud ante su juego. El partido está rodeado por una aureola especial, que algunos quieren viciar reabriendo viejas heridas de aquella promoción. Aquellos escasos radicales de ambos clubes que pierden su tiempo activando tensiones, sobre todo en las redes sociales, generan un caldo que, por fortuna, jugadores y dirigentes están tratando de moderar. El encuentro puede ser una revancha para el Elche pero no debería de ser una venganza. Son dos equipos con historia en la élite que han regresado después de mucho tiempo. Ojalá esta cita se convierta en un clásico, que supure fútbol del bueno y aparque la violencia, en el campo y en el ambiente.

* Quique Pina transmite mensajes con frecuencia a la plantilla, diferentes según el grado de tensión que suponga el campeonato. En esta fase inicial, con todo abierto, su parlamento es elogioso. Pina le ha llegado a decir al grupo que forman una de las mejores composiciones de la Liga, solo detrás del grupo de privilegiados. Lo cierto es que hay recursos, pero otra cosa es que entonen la misma partitura. Esa es la asignatura pendiente. El entrenador tratará de poner los remedios. Sus chicos tendrán que saber que él está plenamente respaldado. El presidente ha hecho una gira esta semana confirmando su continuidad. Veremos si el discurso no se le descompone.

* A Alcaraz las bajas le dejan el equipo prácticamente perfilado. Sin Diakhaté, tiene que entrar Mainz, pese a unas molestias abdominales que no aparecían el parte médico oficial. Ayer dijo que estaba listo para volver a un campo donde fue un valladar hace algo más de dos años. Roberto y Nyom son otros de los supervivientes de aquel duelo tan satisfactorio.

* También está Ighalo, el tipo que se elevó a leyenda en aquella tarde con su particular interpretación de Lago de los Cisnes. Aquel día detuvo los relojes, danzó sobre las llamas, palideció a 40.000 personas en la grada y toreó rivales. Un glaciar se derrite más que el nigeriano, arma sentimental para el partido. Quien sabe si estará llamado a alguna nueva conquista. Últimamente anda apagado, sin protagonismo, hasta cometiendo alguna pifia cuando sale. Cuando se le deja en el cajón suele ser cuando este particular Curro Romero levanta el capote.

* En la cabeza del entrenador está el plan que permita triunfar el día que se cierra un círculo. El metrónomo de Fran Rico es otra alternativa para un conjunto necesitado. No tanto como aquella calurosa tarde, tan tensa luego, en la que se acuñó la historia rojiblanca. Elche no es un lugar para sentirse incómodo. Es una ciudad para ir en peregrinación porque es parte del legado de esta entidad para los restos. Que reine la paz y la cordura en adelante.

2 Comentarios

  1. No hay equipo por lo visto hasta ahora para estar en primera, defensa mala e insegura, delatenra inexistente y a eso se añade un mal entrenador que no sabe formar un equipo competitivo, aparte de miedoso; ir perdiendo dos cero en casa y sacar un medio defensivo en lugar de un atacante para no ser goleado en lugar de ir por el partido. Lo mismo era perde de dos que de cuatro. de la forma que lo hizo nunca ganaria.

  2. Lo de Ighalo aquella noche fue un momento único, la que lió en unos segundos eternos… A ver cómo se nos da hoy, Fran Rico siempre añade al equipo, pero si es en detrimento de Iturra, no sé yo… y Foulquier se merece una oportunidad ya, sí o sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *