El penúltimo tren de Yebda

5 dardos para el Granada – Málaga

* En un andén de una imaginaria estación, Hassan Yebda observa el firmamento con nostalgia de su Argelia, donde es un ídolo, a la espera de subir al vagón del tren que le rescate en un club en el que va a pasar tres años de su carrera hasta ahora intrascendentes, marcados por dos importantes lesiones pero también por ciertos gestos de desapego a la entidad que le paga, como subrayando la prioridad de su combinado nacional sobre lo rojiblanco. Yebda inició la Liga como titular pero desapareció pronto, superado por mediocentros con mejor ritmo. Pero el trivote exige centrocampistas disponibles cuando sufre alguna ausencia y aquí se presenta su oportunidad de retorno a la alineación.

* Yebda lleva sin jugar desde Villarreal, donde el equipo naufragó, en el peor partido de la campaña. El argelino, sin embargo, parece ilusionado con la nueva composición, que al parecer explota mejor sus características. Yebda cree que expresará sus virtudes como volante, escoltado por Iturra, delegando las tareas creativas a Fran Rico, siendo un complemento para la circulación. El rol de Recio, con un añadido. Su envergadura le faculta en las acciones a balón parado. Esas que hasta la fecha son la base goleadora del Granada.

* Con Yebda por Recio y Foulquier por el sancionado Nyom, solo quedaría por delimitar la vanguardia. El brillante Piti seguirá acumulando minutos, pero no será hasta después del parón cuando pueda ser titular a todos los efectos. Eso deja los tres puestos en disputa. Lo probable es que Buonanotte repita en la derecha. También El Arabi por el centro. Brahimi sería el encargado del teórico costado zurdo, en detrimento de un Pereira que ha ido diluyéndose.

* Los problemas físicos de Mainz le diezman ante Diakhaté, que completó un buen partido ante el Levante. El Granada mantiene su nueva indumentaria, la filosofía que sostiene Alcaraz y que ha potenciado en las últimas citas, al dictado de Fran Rico, que parece ileso de la reiteración de partidos. Una noticia colosal para el fútbol.

* El Málaga ha perdido en sus dos últimas visitas a Los Cármenes. Rival al que se le ha terminado el sueño árabe, se reconstruye con un Schuster que destacó la “velocidad” del Granada en ataque en su previa. Parece que el espionaje le falla un poco. Habrá que comprobar cómo de bien prepara lo demás. Viene sin los delanteros titulares ante un contrario cuyos puntas parecen divorciados del gol. Sería buen momento para reconciliarse. Si no, en la recámara está la bala de plata de Piti.

9 Comentarios

  1. En mi opinión Yebda vino sin ganas al Granada, sintiéndose más importante que un recién ascendido, despreciando como usted bien señala al club que le pagaba y a su afición, haciendo guiños continuos al Nápoles que pasaba de él olímpicamente, y aferrándose a las apariciones con su selección como hito profesional. Ninguna de esas actitudes me parece inteligente, y desde luego, todas impropias de un profesional. Ahora es el Granada quien está muy por encima de lo que él merece, y si le soy sincero procuraría abrirle la puerta en el mes de enero para que el deterioro al presupuesto de nuestro club, para mayor gloria de la selección de Argelia, sea minimizado.

    Sobre el resto, me parece un error seguir apostando por el Arabi, lento, sin chispa, sin capacidad de trabajo, sin choque, sin remate, intrascendente partido tras partido. Es increíble lo de Lucas con Riki, espero que haya una justificación sólida para este despilfarro futbolístico en un club tan necesitado de calidad arriba.

    Lo de Brahimi es un expediente X del fútbol, o todos estábamos equivocados cuando veíamos en este futbolistas una promesa con capacidad de progresión, o bien la dirección técnica está desaprovechando otro de los potenciales del equipo, a añadir al de Riki.

    Me gustaría hacerle un comentario como aficionado. Yo entiendo que un filial está para formar futbolistas, pero también para darle oportunidades a los que resaltan especialmente cuando los que ocupan ciertas demarcaciones en el primer equipo no paran de hacer aguas. Que Boateng o Nico no hayan tenido ni ún minuto, con la zozobra vivida en el centro del campo y las bandas durante meses, es algo que llama poderosamente la atención. Como aficionado no me parece apropiado vetar a chavales del filial para darle protagonismo o no molestar a los de la primera plantilla, si éstos no rinden. El único código a respetar en un club profesional es el que marca que deben jugar los que puedan aportar algo al equipo, incluidos aquellos que militan en el filial. Eso al menos pasan en los clubes de élite y ejemplos tenemos muchos, porque de otra manera, ¿para qué queremos el filial?. Claro, también hace falta un entrenador con mucha personalidad dispuesto a jugársela en momentos difíciles apostando por los que vienen de abajo. Ese es otro tema.

    Un saludo.

  2. Arquímedes, usted es muchas veces como decía Van Gaal: “Siempre negatifo”, je je.
    La imagen que tiene de Yebda es un tanto exagerada. Le recuerdo que jugó titular en el primer partido de Liga, que se ganó, y que no estuvo tan mal. Viene de dos años de lesión. Es cierto que ha tenido muchos coqueteos hacia su selección. También hay que tener en cuenta que allí es un ídolo y en Granada, por unas cosas u otras, jamás ha tenido continuidad. No se puede prescindir de alguien que a día de hoy no tiene ofertas. Acaba contrato. Tendrá que currárselo si aspira a renovar o encontrar un club mejor.
    Eso de que Arabi no tiene capacidad de trabajo es un puro prejuicio que se desmonta cada día. Lucha y corre, como demuestra en cada partido fuera de Los Cármenes. Le recuerdo que es el máximo goleador actualmente. Lo de Riki tiene una clara justificación: por ahora sí que no ha demostrado nada para ser titular. Tendrá que trabajar duro, porque pienso que tiene que ser útil.
    En cuanto a Brahimi, simplemente estamos viendo un jugador al que le cuesta evolucionar por sus graves carencias tácticas. Culpar a la dirección técnica es como el padre que le echa la culpa al profesor de que su hijo no estudie. Alguna culpa tendrá el nene.

  3. “Claro, también hace falta un entrenador con mucha personalidad dispuesto a jugársela en momentos difíciles apostando por los que vienen de abajo. Ese es otro tema.”
    Arquímedes, considero que esta afirmación suya (y casi el último párrafo entero) queda desmontada con el hecho de todas las oportunidades que se le han dado a Álvaro García. Un jugador del filial que viene de ser protagonista en el San Fernando que juega en 2B, una división por encima del Granada B el año pasado, por lo que se le supone uno de los jugadores de más nivel de la plantilla filial. Un entrenador sin personalidad y que no está dispuesto a jugársela en momentos difíciles no lo alinearía titular en Benito Villamarín. Alcaraz, sí.

  4. No había leído la parte del filial que mencionaba Arquímedes. Creo que usted le responde perfectamente. Alcaraz es un fijo en los partidos del filial, siempre que sus obligaciones de lo permiten. Sube para que entrenen a muchos. Es conocido por haber dado oportunidades a gente muy joven en equipos anteriores, pero también hay que tener en cuenta la categoría en la que está el filial y que los jugadores se tienen que formar, para no precipitar un salto de vértigo. El caso de Álvaro es un ejemplo. Nico es un jugador muy interesante, pero tiene primero que ser indiscutible en el B y mejorar sus carencias. Un saludo a ambos.

  5. Lea bien mi comentario, hablo de “los que destacan” en el filial. Es que Álvaro no destaca ni en el filial, y no querría meter en la llaga sobre las circunstancias que rodean el caso de este chico, al que deseo la mejor de las suertes. A día de hoy cualquier que siga al filial le dirá que Nico y Boateng de largo lo mejor, y los chispazos de Cristian Bravo que por lo que sea no acaba jugar con regularidad. Lo de Alcaraz y Álbaro es también tema aparte, y no me tiren de la lengua.

  6. Ja, ja, ja, al contrario, muy positivo porque creo que hay pólvora en el filial, es usted el que se queda con lo negativo. Lo de Yebda es vox populi, y lo del Arabi peor me lo pone… si admitimos que lo que hace es además empleándose al máximo… Al menos sea positivo y dígame que El Arabi está tan sólo al 50% y puede dar más de lo poquito que se le ve.

  7. Álvaro tiene el mismo representante que Lucas. No es ningún secreto. Álvaro ha jugado ya en Segunda B. Los otros están estrenándose, salvo Boateng. Por eso Álvaro empezó teniendo opciones, cuando se buscaba un banda izquierda. Pongo la mano en el fuego porque el entrenador está atento a las evoluciones del filial, pero todo llegará. Y por supuesto que primero hay que exigir rendimiento a los jugadores del primer equipo, no dar a gente por perdida en noviembre. Hay una plantilla larga que todavía no ha ofrecido el rendimiento completo que tienen.

  8. Estoy con arquimedes en el tema de yebda, este hombre a ninguneado al granada y no merece ni estar en el equipo, yo lo vendería y sacaría algo de él, es cierto que es un ídolo en su pais, yo he visto reportajes en cadenas arabes globales con este hombre en la alhambra en una entrevista de casi una hora, pero lo dicho aquí no pinta nada y para mi su actitud a sido de desprecio y es inaceptable.
    En el tema de el-arabi no puedo estar mas en desacuerdo con arquimedes porque veo un chaval que quiere y que ademas puede porque para mi es el jugador de mayor calidad técnica del equipo, se merece oportunidades y tiempo, yo creo que explotará.
    Brahimi estoy con que es un expediente x, muy buena definición, parece una cosa pero después es otra, realmente no se que haría con este hombre, un caso difícil, habría que dejarlo madurar, creo yo.

  9. Arabi tiene buenas condiciones, en eso es el mejor de las tres. Pero tiene que aumentar su nivel de concentración. Su recorrido, como con Brahimi, está por ver. El rendimiento de Yebda es una incógnita. Creo que lo tiene todo para triunfar, pero tiene que enchufarse y tener algo de presencia. Jugando un partido de cada 6 es más complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *