10 claves de la buena onda en el Granada

1. EL ARABI: Sus tantos son sinónimo de triunfo. Abrió el marcador en la jornada inicial ante el Osasuna. Resultó bigoleador ante el Athletic en el primer triunfo en casa. Sumó un triplete ante el Málaga, en la cumbre de este ciclo. Discutido por apático en el pasado, aún sufre alguna desconexión, pero ha probado ser el delantero más fiable. Tanto Ighalo como Riki han sido titulares en dos partidos de la campaña, pero solo el nigeriano se ha estrenado también. El Arabi suma a su instinto vigente una capacidad de trabajo importante, además de desplegar un valorado juego aéreo cuando el equipo se agobia y juega en largo.

2. MURILLO: Apareció en el debut en Liga por una inoportuna lesión de Mainz y ha tardado poco en erigirse en el más solvente de los centrales. Fuerte, rápido y con buenas soluciones con el balón. Apenas ha cometido pifias. Permite actuar con la zaga a bastante distancia del área. Madura a pasos agigantados.

3. ROBERTO: El ‘gato rosa’ tiene siete vidas. Aunque ha tenido algún desliz en ciertos partidos, vuelve a consolidarse bajo el arco como un portero que irrumpe en momentos de debilidad, como hizo ante el Levante. Mantener a todo un internacional griego en el banquillo es un mérito enorme del de Chantada, uno de los futbolistas más queridos de la hinchada.

4. ITURRA: Adorado por la grada, Iturra ha encontrado un acomodo extraordinario en la actual disposición táctica del equipo. Experto barredor pero con algún problema en la salida controlada, la presencia de dos mediocentros en su radio de acción le permite encontrar atajos cuando se ve apurado. Su temperamento y rapidez en la disputa encantan al respetable. Se ha convertido en un bastión.

5. FRAN RICO: El cambio actual sería inexplicable sin la presencia del de Portonovo, la clarividencia personificada. Todo sin estar a tope en lo físico, lo cual le diezma en los epílogos de algunos partidos. Pero con Fran Rico el Granada es otro porque se siente a gusto con la pelota. Iturra y Recio le arropan y complementan, para que exprese lo que mejor sabe hacer. Ya no es aquel vértice bajo que acudía al rescate de los centrales. Ahora deja esa labor a Iturra y él le secunda para dar los pases más exigentes que inician el ataque. La esquina más exquisita del trivote.

6. BRAHIMI: Ha llevado 40 partidos determinar cuál es el mejor radio de acción del francoargelino. Como mediapunta le exprimían. Como extremo, se alejaba del juego. De mediocentro era una temeridad transitoria. Como volante del ataque la cosa cambia. Partiendo del costado, pero con libertad de movimientos, enlaza el movimiento que mejor hace: zigzag hasta la corona del área, para una vez allí tocar o disparar. Desde ahí puede hacer estragos, siempre que no sufra apagones. La magia al servicio de la cadena productiva.

7. BUONANOTTE: Escurridizo como pocos, Buonanotte también ha tenido que cosas que desaprender para alcanzar importancia como titular. Ha reclamado responsabilidad en el campo, ayudado al resto y buscado el gol, esto sin éxito. El 4-3-3 le aleja de la mediapunta pero le escora sin que le pongan grilletes. Ha demostrado ser tácticamente listo como para amoldarse a su ubicación con éxito. Luchará con Brahimi probablemente por una de las demarcaciones de la vanguardia.

8. PITI: El gran esperado, que a pesar de haber jugado tres ratos, ya ha contribuido a sumar al menos 4 puntos de manera directa. Tiene gol aunque no sea hombre de área, clase para inyectar competencia a la zona de llegada del conjunto. Si las lesiones no le vuelven a amenazar, pronto será uno de los acompañantes del ariete.

9. ALCARAZ: Su búsqueda de un fútbol de mayor control se corrobora desde primera hora, aunque los resultados no siempre acompañaran, desdiciendo el prejuicio de entrenador defensivo y poco amante del balón. Intentó acoplar a Fran Rico hasta que se le ocurrió lo de usar a tres mediocentros en Elche, justo el día que más apurado tenía el puesto. A partir de ahí ha gestionado con cierta eficiencia su plantilla. Cuando tenga a todos los efectivos de ataque a pleno le tocará tomar engorrosos dilemas. Gente importante estará en el banquillo o en la grada. Mientras se engarcen los buenos marcadores, nada de qué preocuparse.

10. PINA: Junto a Cordero, tomaron las riendas en los momentos críticos, sobre todo tras la derrota ante el Getafe, que dejó tierra quemada. El presidente, que no tenía pensado en principio acudir al partido de Elche, acabó liderando la expedición, insufló ánimo al entrenador, respaldó a la plantilla y las cosas han girado en positivo para su club. La buena onda está relacionada con lo directivo también. Ahora lo importante es que el elogio no debilite la estructura y se siga trabajando en pos del objetivo, que sigue siendo la permanencia, aunque los sueños imaginen retos mayores. Desafíos posibles, tal vez.

12 Comentarios

  1. Señor Lamelas… ha habido 7 partidos en casa y 6 de ellos han sido lamentables (Bilbao incluido). Cada vez menos gente va al campo. El fútbol de Alcaraz es cuanto menos, aburrido. Yo espero que no haya tanto futbol de calidad como contra Getafe, Espanyol o Valencia … Se nota que usted no tiene que apretarse el cinturón para poder llevar a su hijo al fútbol todas las semanas. Pero bueno, si usted puede decirme la media de espectadores en la temporada pasada y en ésta… el campo cada vez más vacío… en fin… Más de lo mismo!!

  2. Culpar a Alcaraz de que se hicieran pocos abonos, algo que se compra en verano, es cuanto menos pretencioso. Veo que el cainismo vuelve tras dos semanas muy tranquilas. Bienvenidos.

  3. Por qué todo lo que sea criticar a un entrenador que no gusta en general es cainismo? Lucas ha hecho estragos en varios equipos andaluces en los últimos años. Por suerte con la plantilla que tiene el Granada este año (gracias a Pina) es imposible que bajemos. Eso sí, de ahí a que es mérito de Lucas… pues bueno… Para mi es lo peor que tiene el Granada, junto a su prensa deportiva.

  4. Ya estamos otra vez con Lucas?? A ver… es un entrenador que aburre, pero es NUESTRO entrenador!! Así que a apoyar al equipo…

  5. Pues yo en Pamplona, Elche, Valencia y con el Málaga no me aburrí. Tampoco con el Atlético, ni con el Madrid. Ni con el Athletic. Pero respeto su concepto del aburrimiento.

  6. Pamplona fue para mi gusto (junto a Levante) el partido más meritorio del Granada. Lo de Valencia fue un tostón y lo del Athletic si no es por el penalty es un 0-0 y otro tostón, como tuvo que haber sido las derrotas contra Valencia y Espanyol (otros 2 tostones de partidos). Ahora falta ver si los dos últimos partidos, en los que ha habido una mejora considerable son un espejismo o es que vamos por el buen camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *