Cuidado con el calendario

Alcaraz igualó ante el Málaga la primera vuelta en puntos de Anquela, a falta de seis partidos para el ecuador de la Liga. Un cartucho para mejorar se quemó en el Camp Nou, como era previsible, pero la inercia positiva invitaría a pensar que en los cinco duelos restantes lo normal es que se mejoren los datos del técnico jienense. O no. Un vistazo al calendario puede fomentar un optimismo peligroso, que devuelve a la realidad un análisis sosegado.

El Granada recibirá el domingo a un Sevilla embalado, con la motivación a tope tras derrotar a su eterno rival en el derbi de la capital andaluza. Los de Emery están aún en proceso de regeneración tras las importantes ventas veraniegas, pero es de esos equipos que sí ha tenido buen ojo en los refuerzos, con apuestas que seguro que acaban dando de qué hablar. La recuperación de Reyes también será medida en Los Cármenes. Su aparición en el clásico sevillano fue determinante.

Los rojiblancos tendrán paréntesis de Copa en Alcorcón a la semana siguiente, velando armas para otro duelo en la comunidad de Madrid, ante el Rayo Vallecano. Un conjunto herido y necesitado, que intentará por todos los medios hacerse fuerte en su campo. Está abajo, pero tan pronto hace un partido horrible como uno extraordinario.

El año terminará con la Real Sociedad en casa, un contrincante que viene crecido tras su aciaga participación en la Liga de Campeones, que ha despistado sus esfuerzos. Una vez que se concentre en el campeonato de la regularidad, sus brillantes jugadores empezarán a lucir. No pondrá las cosas sencillas.

Tras el Año Nuevo restarán dos contiendas. Una en Almería, donde los vecinos parecen haber cogido oxígeno. Recuerden que en pretemporada se produjo un empate con ellos en aquellas tierras. El primer ciclo de la Liga se concluye con el Valladolid en la instalación del Zaidín. A priori, el más accesible de los enemigos pendientes, pero los pucelanos también son capaces de exprimir en cualquier momento. Tengan en la memoria que cuando más necesitado estaba el Granada la campaña pasada y ellos ya estaban prácticamente salvados, lograron un empate en Los Cármenes.

El Granada ha adquirido una identidad, va sumándole buenos resultados, tiene reclutada a toda la plantilla con salud. Superado el trance con los cuatro primeros de la tabla, toca medir cuál es su mejora. Sin prepotencia. El calendario no es tan halagüeño como alguno pudiera esperar.

1 Comentario

  1. Esperemos que el Granada no haga como el año pasado… resucitar a equipos que estén tocados… Un entrenador como Lucas me da más miedo contra equipos pequeños porque con lo defensivo que es, le viene mejor jugar fuera de casa y con equipos que vayan a por el Granada… Hay que remachar a Rayo, Almeria y Valladolid y tendremos mucho ganado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *