Una Copa sin cóctel

5 dardos para el Alcorcón – Granada de Copa del Rey

* Si alguno esperaba muchos tiernos dorsales por encima de los 25 de la primera plantilla del Granada en la convocatoria para el partido en Alcorcón, se equivocaba. No hay ni rastro de la cantera. Si alguien pensaba que el estadio Santo Domingo serviría de banco de pruebas para el lateral izquierdo, erraba. Dani Benítez se vuelve a quedar fuera y tampoco viaja Campos Toro, absolutamente defenestrado. El suficiente descanso que existe entre los compromisos de Liga y el de hoy evitaba que la Copa se convirtiera en un cóctel y así ha actuado Lucas Alcaraz, prudente y sin experimentos, que tan solo ha dado descanso a El Arabi y Diakhaté en la citación, con este último quizás bajo el signo de la penalización por su última partido.

* La alineación que sale contiene a muchos titulares. Varía el portero, porque en este caso sí habrá rotación en favor de un futuro mundialista si nada se tuerce, el griego Karnezis. En la defensa asomará Mainz como novedad, porque el ingreso de Nyom se entiende como algo normal dentro del abanico de opciones que conforma junto a Foulquier y Angulo, que se ocupará del sector izquierdo. Recio tendrá reposo en el banquillo en favor de Yebda, con lo que aparecerá el mismo ‘trivote’ que goleó al Málaga, junto a Iturra y Fran Rico. Arriba el entrenador rescata a Ighalo, titular ante el Elche y el Atlético de Madrid, actuaciones en las que exhibió entrega y trabajo, muy por encima de la precaria labor de Riki ante el Sevilla, salvo su carrera inaugural.

*Riki puede sumirse en una dinámica peligrosa si no espabila, áspero ante su rol gregario. Tiene experiencia y es un goleador avalado, pero el fútbol vive de la actualidad y en este momento no rinde como debiera. Riki ha de aprovechar las ventanas que se abren si de verdad quiere triunfar como rojiblanco, no deambular como le ocurrió en la última cita, con tiempo para desarrollar su juego y encima con el viento soplando en la espalda, pues el Granada estaba volcado en pos de la remontada. Ha firmado por un trienio y está a tiempo de cambiar su sino. Depende mucho de él mismo.

* A Ighalo les escoltarán Brahimi y Piti, la pareja letal del Granada, en una muestra de respeto a un rival que es complicado de derribar. Un Alcorcón que ha adquirido cierta tradición en Copa y que es de esos equipos siempre competitivos, aunque varíe piezas año tras año. Un lugar emblemático para la historia rojiblanca, allí donde se gestó el ascenso a Segunda, el que rompió el mal fario. La ciudad en la que emergió el actual proyecto, el día en el que comenzó la huida del pozo deportivo en el que estaba una institución octogenaria. Señera, pero agrietada.

* La Copa no es la Liga. Es un torneo abierto a la sorpresa, que desinhibe a los modestos, que ejecuta al que se despista. En los últimos tiempos, ha sido una competición estorbo para el Granada, que no ha afrontado con el suficiente rigor. Pero parece que para este técnico es algo diferente. Su mayor éxito fue llegar a una final con el modesto Recreativo de Huelva. Eso marca. Las eliminatorias parecen seducirle. También al club, que ve en una tercera ronda la sombra del Real Madrid y de un taquillazo. Pero primero habrá que volver a la escena del ‘crimen’, aunque aquel Alcorcón acabara subiendo de categoría también. Aquella calurosa tarde regresará a la memoria cuando salten esos rivales de amarillo en esa coqueta instalación, que cierta vez fue ‘profanada’ por cientos de locos con camisetas de rayas horizontales, ‘saqueando’ las redes y el césped. Reliquias a buen recaudo de los privilegiados granadinistas que asistieron a la velada en la viró la suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *