Cuarto trasero patas arriba

5 dardos para el Almería – Granada 

* Lucas Alcaraz recibió la noticia un Martes Santo, con el equipo en puestos de clasificación para la fase de ascenso, tras 31 jornadas bajo esa premisa. Pero al presidente del Almería no le parecía suficiente. Algo veía que no le gustaba y pensó, quizás, que con otro entrenador el equipo volaría. Varias semanas después el proyecto zozobró en manos de ‘Boquerón’ Esteban. Se quedó fuera de esa promoción y tuvo que esperar al curso siguiente, ya con Javi Gracia, para alcanzar de nuevo la Primera división. Aquella fecha en Semana Santa se le tuvo que clavar a Alfonso García. Dos veteranos, como Soriano y Esteban, se lo reprocharon por aquel entonces.

* Este sábado Alcaraz vuelve a una ciudad donde dejó la semilla que alcanzaría la élite un tiempo después. Allí apostó por chicos con Aleix Vidal, uno de los puñales en banda. Destinado al filial, el entrenador granadino observó en verano sus virtudes y le convirtió en un fijo en sus alineaciones. También se había llevado del Córdoba, otro de sus ‘ex’, al goleador Charles, artífice en el remate del salto de categoría almeriense, hoy enrolado en el Celta de Vigo. El propio portero Esteban, veterano dirigido por entrenadores como Antic o Emery, coloca a Luis Aragonés y el propio Alcaraz entre los preparadores que más le han influido.

* Ahora la nave rojiblanca vertical la maneja un exfutbolista de planteamientos alegres. Francisco, que militó en aquel Granada 74 de Segunda división y que también fue dirigido por Alcaraz en su anterior etapa a orillas del Mediterráneo, comanda a un equipo modesto en lo presupuestario pero valiente en el terreno, pese a sus muchas limitaciones. Cuenta con la sensible baja de Rodri, aunque a quien se le han aferrado los problemas físicos es a la plantilla del Granada. De hecho, tiene el cuarto trasero patas arriba.

* Karnezis volverá al marco que dejó en la Copa del Rey por una gastroenteritis que sufre Roberto. Murillo no ha podido superar las molestias que le han afectado en estos días. Brayan Angulo viaja, pero tocado. Así, la defensa se parecerá a la del curso pasado, con Nyom, Diakhaté y Mainz, más la probable aportación de Foulquier como lateral izquierdo postizo, una situación en la que lució en sus primeros encuentros como titular, véase Elche.

* De centro del campo en adelante todo es más previsible. Repetirá el ‘trivote’ con Yebda de elemento suelto, en busca de potenciar esa llegada que exhibió en Vallecas. El Granada tiene propósito de enmiendan en Los Cármenes pero quiere mantener la misma identidad que le ha convertido en una potencia a domicilio. El Almería disputará el balón, pero es un conjunto con flaquezas atrás. Será un duelo de avispados.

* 2013, curso de la segunda permanencia, con un ciclo nuevo que suma el mejor puesto desde que se volvió a la élite, queda ya para la historia. 2014 nace con la incertidumbre de lo desconocido, pendiente de posicionar a la escuadra ante un calendario que se presume exigente pero que tendrá sus cepos. No es la memoria una cualidad que se adhiera al fútbol, pero algún almeriense quizás considere que aquella destitución pudo retrasar algo que parecía mejor encaminado. Ahora en Granada también hay descargas inconformistas. Es bueno anhelar un buen espectáculo. Es loable desear siempre triunfos para el club propio. Pero en estas largas travesías no basta con las primeras brazadas, ni con lo que se contempla en el hogar. Hay que sumar dentro y fuera. Es la manera de crecer. De ordenar el asunto y que impere una lógica tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *