Mikel Rico, el antidivo

Ironizaba un colega de Marca anoche con la condición de Mikel Rico, aduciendo que si llevara pendientes y tatuajes se erigiría en estrella. En realidad Rico sí que tiene su piel surcada con tinta, aunque sus dibujos solo se contemplan si se quita la camiseta, algo que en Granada si hemos comprobado en las celebraciones que ha vivido, como el ascenso o las permanencias. Pero el cariz de la frase del periodista derivaba, obviamente, hacia la separación que existe entre la imagen de pundonor del de Arrigorriaga con respecto a ciertos divos del fútbol, cuyas actitudes caprichosas contrastan con las del ex del Granada.

El sueño sostenido de Rico siempre fue jugar en el Athletic, del que es hincha irredento. Varias veces estuvo tentado por el club de sus amores, pero el interés cristalizó este verano. Existía una especie de pacto moral con Quique Pina para facilitarle el pase. Sin embargo, desde Bilbao la oferta no alcanzaba la cota esperada por el presidente. Allí se le veía como un refuerzo menor, lejos del brillo que emanaba de la contratación de Beñat o Kike Sola. Sin embargo era el propio entrenador, Ernesto Valverde, quien posicionó como prioridad la llegada de Mikel. Finalmente la operación se cerró por una cantidad que no pareció baja, cercana a los tres millones de euros. Visto lo visto, la cifra se quedó corta.

Rico se ha instalado en un nivel superlativo. Rodeado de jugadores con la misma pasión por el escudo y mayor calidad técnica general que en el Granada, las responsabilidades creativas se reparten y él puede explotar la cualidad que siempre lució por aquí: la llegada desde segunda línea. Jamás había tenido semejante relación con el gol, pero sí había apuntado alguna diana de esta índole. En un conjunto con mayores aspiraciones lejos de amedrentarse ha ido más. En San Mamés se apostaba por él como un recurso para el centro del campo. Ahora es indiscutible.

Rico dejó muy buenos años en Granada pero su magnitud es plena ahora en un contexto más favorable. Quizás con los rojiblancos horizontales actuales, con su querido amigo Fran en condiciones y reforzados por Iturra, Mikel podría alcanzar cotas nunca vistas por estos lares. Pero eso ya forma parte del terreno de la conjetura. Que tipos como Rico triunfen en el fútbol es una alegría para todos aquellos jornaleros del oficio, cuyos pilares en la vida son el trabajo y el sacrificio. El paisanaje le abrió la puerta del equipo vizcaíno. Sus cualidades le han convertido en ídolo. Está calvo, es campechano y nada frívolo. Vive al margen del ‘star system’. Es un antidivo, pero si hubiera que elegir a alguien para cruzar el desierto, siempre le eliges a él.

9 Comentarios

  1. Me parece que es un poco veleta. Hace poco decia que el gran Mikel no tenia que recibir un gran homenaje en Los Cármenes. Como cambia la pelicula cuando marca goles. Es muy facil hablar de los Ricos y los Uches cuando marcan goles Pero le recuerdo que usted no quería un buen homenaje al gran Mikel en Los Cármenes, ahora es muy facil subirse al carro

  2. Rafa, dile al webmaster que te corrija el enlace al blog desde ideal.es, que señala a un artículo (bastante fuerte, por cierto) de El Mundo, en lugar de a tu blog.

  3. El otro día decía un compañero suyo en la radio, creo que Muniaín, que Rico era el pichichi del nuevo San Mamés porque es el más listo, y siempre sabe dónde tiene que estar para participar en la jugada, y sabe como nadie llegar al área. Cómo recuerdo su particular forma de posicionarse siempre varios metros fuera de juego antes del lanzamiento de cualquier libre directo y NUNCA recuerdo que le hayan pitado un fuera de juego. O el gol que le metió al Sevilla en Los Cármenes la temporada pasada al rechace de un penalti, cuando apareció por donde nadie se lo esperaba; desde el lateral del área, a la altura de la pelota, y completamente solo. Un tío cojonudo y muy listo. Grande Mikel, emociona ver cómo lo quieren en el club de su tierra y cómo corean su nombre en San Mamés.

  4. Yo creo que los 3 millones a mucha gente nos pareció muy poco dinero. El Athletic sabía que Pina iba a dejar salir a Mikel y negoció a la baja. Es un club que a sus futbolistas solo los deja huir si pagan la claúsula, sin titubear en dejarlos un año en la grada, y que luego va fichando a precio de saldo utilizando motivos sentimentales para persuadir a los futbolistas. Todos los veranos es el mismo cuento. Me sorprende que Pina se dejara enredar por el presidente de Bilbao.

  5. Efectivamente. Añada que está en un equipo en dinámica ganadora y eso le beneficia. Sus apariciones ante la maleta, que eran esporádicas en el Granada, ahora son frecuentes.

  6. He tardado, pero ya capto lo de la maleta, jeje… hermosa metáfora. Efectivamente, con el Granada jugaba bastante más alejado del área. Está que se sale el tío, desde luego, qué buenos añillos les va a dar a los del Athletic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *