Cumbre de viejos conocidos

No recuerdo un partido reciente del Granada en el que se haya medido a un rival con tanta concentración de exjugadores. Tres antiguos rojiblancos militan en el Celta de Vigo, el contrincante que visita Los Cármenes el viernes. Dos de ellos escriben su nombre en la historia del club. Íñigo López y Orellana formaron parte del memorable ‘once’ que consiguió subir a Primera en Elche. Nolito, por su parte, ayudó a la conquista de la última permanencia, en calidad de cedido por parte del Benfica.

Cada cual dejó un poso diferente, porque sus trayectorias poco tuvieron que ver. A Íñigo López se le honró por su honestidad en el campo. subrayada en el complicado primer curso en la cumbre, en el que abrazaron la permanencia tras la ansiosa batalla de Vallecas. No le irían también las cosas al siguiente, cuando fue de más a menos. Su ostracismo le llevó a firmar un contrato en Grecia, que ha interrumpido en este mercado invernal.

Orellana no vivió aquella última jornada de infarto. Dejó el club tras el ascenso, después de varios roces con los dirigentes y ese extraño silencio que mantuvo con los medios de comunicación. Retornó a disgusto la campaña pasada, porque tras un año de cesión en Vigo, donde de nuevo había conquistado el salto de categoría, caló hondo en tierras gallegas. Allí sí se sentía integrado. Tras una primera vuelta en rojiblanco con más sombras que luces, el Celta pagó su traspaso a minutos de finalizar el plazo de contrataciones de hace justo un año.

Un bazar en el que llegó Nolito, quien pronto se hizo con la banda izquierda, vacante por la lesión de Dani Benítez. El gaditano trabajó a destajo y metió algún gol importante. No se salió del mapa pero tampoco lo emborronó. Mostró deseo de permanecer en la entidad, pero el Benfica, que era su propietario aún, pidió una cantidad alta que solo despachó el Celta a instancias de Luis Enrique, con líquido gracias a la venta de Iago Aspas.

El viernes podrían venir todos, aunque Íñigo está recién aterrizado . La curiosidad aparece en las últimas alineaciones celestes. El que surge como titular habitual es Orellana, precisamente en detrimento de Nolito. Vienen de un gran triunfo ante el Betis, en el que ambos marcaron. Será interesante ver cómo reacciona la afición ante ellos. Si prevalece el aprecio o el despecho.

2 Comentarios

  1. Buenos días:
    Tenga cuidado con la h, que seguro que se le a interrumpido en el teclado…
    El otro día releyendo un comentario mío, también se me escapó una faltita buena.
    Un saludo y que ganemos al celta.
    PD: una pena lo de Diakate…. (que no se haya ido)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *