La encrucijada del entrenador

Hay personas que se preguntan por qué no destituye Quique Pina al entrenador Lucas Alcaraz. Las posibles respuestas cuentan con matices, pero el punto de partida es evidente: el presidente del Granada sigue confiando en su técnico. Puede haber tenido dudas tras el fiasco del viernes pasado, quizás algunas personas de su círculo le hayan cuestionado la postura, pero al final la decisión es mantener al granadino en el cargo, sin aparente ultimátum -aunque se pueda pensar así- ni ratificación pública, más allá del diálogo mantenido por un compañero de esta casa y el jerarca en el aparcamiento de Los Cármenes donde lo dejó caer, tras el partido del filial el sábado.

Argumentos para apostar por su continuidad o para reclamar el cese hay de sobra. De lo negativo, la última racha de resultados y la distensión que reinó entre los jugadores, sobre todo los de ataque, durante el último partido. En lo positivo, un cuadro que ha sido competitivo en la mayoría de citas, que le ha faltado gol pero que ha moldeado el fútbol con el balón, bien organizado. Ciertos seguidores tienen el gatillo listo y consideran que la etapa de Lucas tendría que haberse abortado ya. Que el posible triunfo el domingo solo precederá a unas semanas donde volverán los malos resultados. Pero Pina no se suele dejar llevar por las perturbaciones del ambiente. Toma sus decisiones desde su conocimiento, como hombre de confianza de los propietarios.

El curso pasado despidió a Anquela después de un agrio encuentro ante el Sevilla, tras aguantar varias embestidas desde la grada en contra del jienense. Ahora da un voto de confianza a Alcaraz, quien a sus allegados les comenta que está seguro de que el equipo alcanzará la permanencia, siempre que cale el convencimiento en el grupo. La directiva sabe que no hay un motín a bordo, por más que se intoxique desde algunas poltronas. Probablemente los mandos son conscientes de que ciertos futbolistas tienen que apretar para estar a la altura de su consideración. El aislamiento como control tendrá que dar sus frutos. Salvarse bien vale visitar cuantas veces sea a La Manga. A ver qué as se saca de la misma el entrenador ante su encrucijada.

9 Comentarios

  1. Repartiendo culpas:
    Lucas es culpable de muchas cosas.

    Dices que el juego ha sido competitivo, en lo cual, no te falta parte de razón. No obstante eso no es suficiente en la mayoría de los casos. Un partido como el del otro día contra el español, te puede pasar, todos tendremos un cabreo monumental de cómo se ha producido, pero al fin y al cabo es contra un rival duro y en su campo. El problema es que tú (Lucas), no has ganado los partidos que tenias que haber ganado. El partido del Osasuna se conformó con un empate, cuando tenia que haber buscado la victoria, prefirió no hacer cambios y conformarse con el empate. El partido del celta fue exactamente igual
    que contra el Osasuna, se conformó con el empate, el problema es que cuando te
    conformas con el empate, te la pueden meter por un despiste y te quedas sin
    reacción. Ahora lloras los puntos del Español, pero los que tenias que haber
    luchado eran los otros.

    La culpa también es de los jugadores.

    Evidentemente, algunos están mostrando un bajo nivel muy preocupante,
    y evidentemente aquí hay mucha parte de culpa en los jugadores, y más cuando
    algunos cobran lo que cobran. Ahora, para mí, en este punto, Lucas también tiene
    su muy gran parte de culpa. (Aquí usted y yo discrepamos en la causa-efecto,
    para mi, Lucas no ha contado con algunos jugadores, en algunos casos de forma
    hasta insultante (causa) por lo que los jugadores se han desmotivado (efecto), y rendido a un bajo nivel cuando los ha necesitado, para usted es justo al revés, los jugadores no rinden (causa), Lucas no ha contado con ellos cuando los ha necesitado.

    En este punto quiero hacer una pausa, porque me hace gracia
    algunos artículos que parece que el principio y el final de todos los males es
    Buonanote y su mal partido del otro día. Que si, que jugo mal, pero Buonanote
    lleva en los últimos 5 partidos, 1 de titular y 2 con 15-30 minutos de
    suplente, en cambio otros llevan 5 partidos penosos, y en todos ellos de
    titular, y parece que no va con ellos. Buonanote en la primera parte de la
    temporada fue titular rindiendo a un nivel medio-alto y perdió la titularidad sólo
    porque volvía Piti, sin merecerlo. Luego ha sido convocado y desconvocado, calentado minutos y minutos sin luego jugar, etc…

    Continuo:
    La culpa también es de los dirigentes:

    La plantilla con graves desequilibrios, que todos hemos visto e indicado, te deshaces de tres jugadores, y no se ha fichado nada¡¡¡¡.

    Además, ya no es que no se haya fichado nada, es que no te
    ha importado lo más mínimo tu equipo, y has mirado a otros equipo¡¡¡. Con Riky
    e Ighalo lesionados,¡¡¡¡ y no hemos podido contar con Machis o con Cuero en dos
    partidos porque hemos fichado a un internacional para cederlo gratis al Cadiz¡¡¡¡
    y si los convocábamos teníamos alineación indebida¡¡¡¡¡. Nadia ha dicho nada de
    esto, pero es verdaderamente VERGONZOSO¡¡¡¡ Se lesiona en el minuto 1 el Arabi, ¿y a quien ponemos de delantero centro???

    El precio de los abonos.

    Para mi, la afición es el jugador numero 12, es más me atrevería
    a decir casi hasta el jugador 13 también. He visto, muchos partidos donde la afición
    ha sido la que ha llevado a los jugadores en volandas y le ha dado la vuelta a muchos
    marcadores. Sin embargo ahora penamos con un escaso 50% del estadio. Y todo porque? Por una absurda política de precios de abonos que primero ha eliminado a los aficionados más antiguos (los que animaban de verdad, lloviese, nevase, estuviese el equipo en 3 o en regional,…) y a puesto asientos de pago para ricos y después ha
    vaciado el estadio manteniendo absurdas discriminaciones entre el que es
    abonado y el que se compra una entrada suelta. A nosotros los abonados nos ratea 50-100 euros en un abono, pero luego malvende, publicando que los quiere vender desde el inicio de los tiempos a Siqueira y a Riko, uno penando casi regalado en el Benfica y que nos lo van a devolver cascado y para que se lo vendamos por cuatro duros y el otro regalado y con lacito, de titular por encima de Beñat, y seguro que en el punto de mira
    del seleccionador de España (menudo papelon el de Pina como Delbosque convoque
    algún día a Mikel Rico) y a nosotros nos ratea los euros. Y que no se equivoque
    la gente conmigo, que yo no me quejo por lo que me cuesta a mí, que yo gracias
    a Dios no tengo problemas para pagar el abono a 500 o a 1000, pero es una
    autentica pena ver un estadio con 10000 espectadores.

    Ahora llega el Betis, y ponemos el 2×1 como en las pescaderias. Que me parece muy bien, que lo haga, y que se llene el campo, pero que de una vez por todas, para la temporada que viene, que se acuerde ya de una vez del socio.

    Un saludo.

  2. Larga reflexión. No me puede decir que con el Celta el Granada quiso atar el empate porque no es cierto. De hecho, el balón perdido que tiene como consecuencia el 1-2 es un error de Brahimi mientras se salía al ataque. Lo mismo ocurrió ante el Valencia o el Sevilla, por comentarle otros partidos donde el Granada mereció más.

    Usted asocia hacer cambios con ir a por el partido. Si consideras que en ese momento lo que tienes a la espera no mejora lo que hay, ¿por qué cambiar? El resto son temas muy trillados. No sé el motivo por el que no se ha fichado. Quizás es que la merma de abonados y la falta de patrocinios impiden nuevos esfuerzos económicos. Por cierto, lo de Edenilson no ha tenido nada que ver con el Cádiz. Es Pozzo el que gestionó ese fichaje. El ‘dueño’ del club, que con él hace lo que estima.

  3. Cuando el señor Alcaraz juegue a ganar, cuando no de un punto por bueno en casa contra rivales iguales a ti, cuando sepa manejar un banquillo, cuando trate igual a suplentes que a titulares, cuando trasmita a la afición ilusión, cuando alguna vez reconozca sus errores,cuando el equipo dispare a puerta en un partido mas de dos veces, cuando sepamos atacar igual que defender, cuando ponga a los futbolistas en su sitio, cuando pierda el complejo de tner una plantilla muy mala, entonces sacara algo de la manga.

  4. Es increíble que no sepa nada de eso y lleve ya más de 400 partidos entre Primera y Segunda. Le invito a considerar la dificultad de ser entrenador, ya sea Lucas o Ancelotti.

  5. Cuando Miguel Muñoz llego al Granada venia de hacer historia ligas, copas de Europa, y ser el mejor entrenador del momento, y bajo al Granada a la primera de cambio, porque?, porque el tenia un concepto de fútbol, y unos jugadores que nada tenían que ver con lo que tenia en el Madrid, esto señor Lamelas, es el problema, Lucas tiene una plantilla que no va con su forma de entender el fútbol, y no entro en explicaciones técnicas por no aburrirnos todos, solo un apunte los estremos de toda la vida, atacan para marcar y no defienden para que no te marquen, y por cierto, lo relatado anteriormente nada tiene que ver con la experiencia si no como se están haciendo las cosas, evidentemente es un hecho vivido que todo es cierto. saludos.-

  6. Mire, hay pocos entrenadores que no tengan fracasos y éxitos. Los que dirigen y confeccionan la plantilla, que son Pina y Cordero, sí consideran que es la persona óptima. Es el criterio de unos profesionales de este deporte.

  7. Supongo que ya a estas alturas en este post, no leerás la
    contestación pero me quede con las ganas de alguna matización por mi parte:
    Es cierto que el Granada, en general, ha merecido más en
    casa de lo que ha cosechado. Pero eso no quita que se hayan cometido errores.

    En el partido del Valencia que comentas, es verdad que se busco la victoria, y los cambios fueron para eso, y en un error y con mucha mala suerte, se perdió el partido en el último suspiro. Personalmente creo se cometieron errores en alguno de los cambios de ese partido (sigo sin entender porque puso a Álvaro, y porque por la derecha) , pero admiro la valentía y considero que el “posible error” en los cambios es admisible y no criticable, y creo que pocas criticas recibiría Lucas por ese partido.

    Respecto al partido del Osasuna, y el partido del Celta, yo no he dicho que se buscara el empate desde el principio, ni que el Granada fuera peor, de hecho es todo lo contrario. El Granada fue superior tanto al Osasuna como al Celta, y en los dos mereció la victoria. Pero también es verdad que en ambos, cuando quedaban 15-30 minutos, no se hizo lo necesario para buscar la victoria, y se conformó con el empate. Son esos 15-30 minutos los que critico. En ambos casos, se notó un bajón físico muy importante de varios jugadores (entre otros, Piti y Brahimi), sin embargo no se hicieron
    cambios necesarios. En ese partido, una contra nos pudo constar, contra el Celta, directamente nos marcaron un gol. Evidentemente los cambios no te garantizan la victoria, pero si tu haces todo lo posible (al igual que en el partido del Valencia), no habrá criticas.

    Evidentemente, no son dos calcos los dos partidos, y cada uno tiene su matización, no me voy a poner a describir minuto a minuto cada uno de los dos partidos, pero los cambios fueron muy deficientes (o mejor dicho, casi inexistentes, en ambos un solo cambio, porque el segundo del partido del Celta ya ni lo cuento).

    Respecto a que Braimi comete un error en el gol del Celta…
    es discutible. Quizás si lo hubiesen cambiado ya que estaba cansado, no hubiese cometido el fallo su sustituto, o si Nyon hubiese cortado el centro como debía, o si Roberto hubiese atrapado un balón facilito, o al menos lo hubiese despejado en vez de dejarlo muerto… Volvemos a las críticas fáciles:

    Buonanote hizo un partido malo contra el Español ( si es
    verdad, pero ¿y el resto es que jugó bien?, Critiquemos a todos por igual y
    alabemos a todos por igual cuando se lo merezcan).

    Brahimi es el culpable del gol del celta, (si, y Lucas por no cambiarlo estando cansado, y Nyon y Roberto…..)

    Un saludo

  8. No se preocupe, cada vez que escriben me sale una alerta, je je. Es injusto culpar a un solo jugador de un gol. De hecho, de la secuencia del gol del Celta el fallo más grave lo comete Roberto.

    Respecto al cansancio, es una variable que me hace reír en el fútbol profesional y que encima es cuestionable. Resulta que el otro día me mostraron uno de esos programas que monitoriza la acción de todos los futbolistas sobre el campo, esos que miden esfuerzos, kilómetros recorridos, etc. Resulta que Piti y Brahimi, en ese tramo en el que muchos les acusan de cansancio, recorrieron proporcionamente más distancias e hicieron mayores esfuerzos que en lo anterior.

    Si tú piensas que los cambios no mejoran lo que hay, ¿por qué tocar el equipo? ¿No aguantan deportistas de élite 90 minutos? A este paso van a tener que inventar la posibilidad de once cambios. El problema del Granada es su lentitud general, cosa que se evidencia en el tramo definitivo. Cambiar no garantiza nada. Ni siquiera significa que te estés esforzando más en busca del triunfo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *