Otra cosa

Columna publicada en Ideal.

Ellos son los protagonistas. Disfrutan de la ovación cerrada en el éxito. Sus maniobras se reproducen en Youtube como en un bucle. Se transforman en el epicentro de una industria del espectáculo que germina en sus botas. Millones les rinden culto. A veces, corresponden a la adoración conquistando el reto, el resultado. Son ellos a los que se les otorga la potestad de variar el destino de un club con su talento, o la facultad de hundirlo con su desidia. En esta nebulosa está el Granada. La libreta de excusas se tiene que agotar. Ya no vale que el entrenador enumere las carencias. Tampoco que el entorno juzgue el plan siempre a rebufo del marcador. No sirve que algún crítico cuestione ya los posicionamientos. Nada pesará que se invalide el sistema o que se repudien los cambios, o su inexistencia.
Es la hora de ellos. De que los buenos lo demuestren. Que los regates sirvan y quien tira afine. Que el portero aborte el peligro y la defensa se sostenga. Que la posesión tenga utilidad y el más adelantado seduzca a la portería.
Con las alarmas pitando, el currículo es papel mojado. El malabarismo distante, un adorno. La experiencia en los banquillos, filfa. Solo vale el ahora. Se ha derramado tanto crédito que el pasado se ha ennegrecido y el futuro se adentra en la niebla, que se disipará a golpes enérgicos. El equipo ha optado por ese camino por deméritos propios. El último correctivo lejos de casa resultó terapéutico pero efímero. La condena es repetir el encierro. El indulto lo recibirán ganando. Luego saltarán de casilla. Entonces, braceando estables y con el público eufórico, merecerán el tributo. Mientras tanto les toca esforzarse como mortales.
Ni extremos, ni mediapuntas, ni gaitas. Futbolistas. No solo jugadores. Ser futbolista es otra cosa. Por algo se les venera como a héroes. Pero si esto cae al infierno, Pina se preocupará de que muchos también se quemen en las llamas. Sería una tragedia griega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *