El champán de Mestalla

5 dardos para el Valencia – Granada.

Se descorchó champán, aunque quizás fuera cava, pero resultó una celebración bastante tibia. La botella debió de sacarla algún miembro del club e improvisaron un cántico que duró poco, pese a la importancia de la conquista. En el vestuario de Mestalla, tras una derrota que, como el curso anterior en Vallecas, tuvo un sabor dulce, el Granada obtuvo matemáticamente la permanencia en Primera división por segundo año consecutivo. Se cubría un objetivo que solo unas semanas antes se había empinado. En las fotos que inmortalizaron el leve festejo se observa a Mikel Rico eufórico, que cerraba un ciclo en el coliseo levantino sin saberlo. Más claro lo tenía Siqueira, que aquel día pronunció su deseo de salida, para acabar con las conjeturas, agradeciendo todo lo vivido. Todo fue alegría en aquel campo, que coreó el nombre de su técnico, un gesto de aclamación inusual por aquellos lares. Un Valverde que acabaría marchándose al Athletic y que no lograría la ansiada clasificación para la Liga de Campeones.

* El Valencia ha cambiado mucho desde entonces. Es más, ya ha vivido dos ciclos desde aquel encuentro. El primero con Djukic, cuyas ideas quedaron desarboladas en un vestuario dividido en reinos de taifas. El aterrizaje de Rufete a la dirección deportiva y la llegada de Pizzi han culminado una catarsis beneficiosa para la sociedad. Se sacó a muchos y se han traído a otros que han lavado la cara del conjunto del murciélago. Sobre todo Vargas, delantero chileno con hambre de triunfo.

* En el Granada la atención está depositada en un chico que ha cumplido 22 años esta semana, que aprendió español en apenas un mes de estancia en la ciudad y que le gusta mucho la Guerra de las Galaxias. Alex Coeff tendrá la oportunidad de ser titular en Liga por primera vez, acompañando a Murillo en el centro de la zaga, con el que se lleva muy bien. Dicen que Coeff es un chico inteligente y con cualidades aún no depuradas para el fútbol. Es rápido, posee criterio con el balón pero le falta contundencia y mejorar en los despejes. Su etapa en Granada ha sido poco satisfactoria. Se le ha visto más en el centro del campo que en la retaguardia, siempre desde el banquillo, salvo en la vuelta de la Copa del Rey. Alto pero bastante delgado, las ausencias de Mainz y de Ilori le permiten la oportunidad con la que siempre soñó. Nunca es tarde para sumarse a la causa.

* La otra novedad de la convocatoria de Alcaraz es Morante, un zaguero cordobés que milita en el filial, y que completa una lista con otros canteranos, como Fatau y Boateng. Ninguno apunta a titular, pues en teoría volverá el ‘trivote sagrado’, con Fran Rico, Recio e Iturra, tras cumplir sanción. El estilo de combinación y tenencia del balón pugnará con un Valencia más vertical y agresivo, que viene de un compromiso en la Liga Europa en Chipre ante el Dinamo de Kiev que puede pasar factura en lo físico.

* La jornada vuelve a dejar muchos empates entre rivales directos. Paso de caracol en la liga de las catacumbas, con el Granada sumido en dos desplazamientos terribles. El de este domingo es el primero, con un contrincante con el que siempre pierde desde el retorno a la élite, aunque este tuviera mucha suerte en Los Cármenes. La persecución sigue, anhelando que el gol que Piti consumó la semana pasada sea el primero de muchos. Hará falta para brindar de nuevo con bebida espirituosa.

2 Comentarios

  1. la mejor noticia de la jornada es que ninguno de los equipos de abajo ha sacado 3 puntos (a falta de Osasuna y Betis). Esta jornada es de las peores que le quedan al Granada y nadie le sacará mas de un punto. Si el Atlético, Madrid y Barsa acaban sobre los 90 puntos y siguen con los empates, la salvación va a estar en 38 puntos aproximadamente, con lo que creo que con 11 o 12 puntos más estamos salvados… Como ve usted estas cávalas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *