El doble discurso con la cantera

Los partidos del filial han vuelto a disputarse en Los Cármenes, un hecho que satisface a los muchachos y su entrenador, pues consideran que su fútbol se relata mejor sobre el estadio, pero que devuelve imágenes en grada que recuerdan a las del Granada en Segunda B, cuando solo se abría la tribuna y estaba bastante despoblada. Allí se sientan entusiastas del club, seguramente aficionados de toda la vida, entre los que bulle un nuevo rango dentro de la hinchada: los expertos en la cantera. Algunas de estas personas se erigen en firmes defensores de los talentos en formación y es propio de ellos que hagan campaña en pro del ascenso de algún chaval, no se sabe muy bien si por intereses amistosos o por un criterio más coherente.

El caso es que hay muchos nombres que salen a la palestra, con especial intensidad en los momentos de malas rachas del primer equipo (que se salpican durante el curso), pero solo han sido tres los que han tenido la ocasión de estrenarse con los mayores: Álvaro García, que fue fichado esta campaña y ya había despuntado en Segunda B; Fatau, integrado como mediocentro de guardia en cuantos se resiente un miembro de la tríada formada por Iturra, Recio y Rico, que también se había baqueteado algo en la categoría de bronce; y Boateng, el último en estrenarse, otro mediocentro, sin la exuberancia física de Fatau, aunque con recorrido y criterio.

Álvaro cayó en desgracia al comienzo del curso cuando era un recurrente para Alcaraz, marcado por el estigma, fijado por alguna mente mal pensada, de la coincidencia de representante entre jugador y técnico. Álvaro no deslució en ese tramo, aunque tampoco se saliera. Parte del público y la crítica, sin embargo, le hicieron un juicio rápido con la severidad del veterano. Ahora es titular habitual en el B y mete algunos goles. Una lesión le está importunando en este último tramo. Sin embargo, se antoja difícil que sea de nuevo llamado a filas con los grandes. Aquel examen tan exigente, en el que no había descargos por edad, sirvió de aviso para navegantes.

La edad de cada uno es importante y el entorno tiene que considerarla. No se puede pedir lo mismo a gente reputada que a deportistas sin contrastar aún. Debería de existir un cierto nivel de tolerancia al error, pues a veces no se debe a la falta de calidad en su tarea, sino a la inactividad, nervios o inmadurez, fase que solo se supera jugando, precisamente. Foulquier y Coeff, siendo fichajes, son otros veinteañeros a los que algunos les han puesto una cruz. Al lateral porque Carlos Vela simplemente demostró lo gran futbolista que es ante él en el último encuentro de 2013, y porque Aleix Vidal en Almería confirmó que Foulquier puede parchear de lateral izquierdo, pero que a pie cambiado sufre ante un extremo afilado. Lo de Coeff es más reciente pero la paciencia ha sido aún más corta. Decente en Mestalla, aunque estuviera marcando al tipo que metió el gol definitivo en la funesta falta del 2-1, pero horrendo en San Mamés, donde Aduriz le atropelló, para cierta gente su crédito está consumido y no tiene capacidad ni siquiera para militar en la división de escuela de la entidad. Comentarios hirientes y sin proporción.

Las pifias se llevan a veces a ese punto exagerado cuando se valoran. Se quieren convertir en norma y puede ser un estatus de desmesura. Foulquier y Coeff son internacionales en las categorías inferiores con Francia. Nadie regala eso. Materia hay, pero tiene que pulirse. Eso solo ocurre con exposiciones en campos abiertos y ante enemigos hostiles. Lo mismo le pasa a Álvaro, Fatau, Boateng y seguro que algún otro de la escuadra que dirige Joseba Aguado. Pero si cada vez que sube alguien con los mayores, o se estrena uno de los elementos bisoños del plantel, se establece un análisis tan férreo como el que se haría a un veterano, entonces es imposible que si hay diamante, coja forma.

Sean fichajes del A o del B, granadinos, andaluces o de otro país, todo el mundo merece el cariño cuando inicia su carrera en el deporte. Tan malo es cebarse como lo sería inflar un globo que alimente la vanidad de estas criaturas. Machacarles ante sus primeros tropiezos no solo es contraproducente para su carrera, es que acaba perjudicando, con esas críticas ácidas, a lo que supuestamente estas personas aman: el rendimiento del Granada CF que, como se está comprobando por necesidades del guion, necesita a estos bisoños.

El domingo, por ejemplo, de nuevo es necesario Coeff por las bajas. No es cantera, pero requiere el mismo aliento que un zagal recién salido del cascarón. Solo asentado a tipos así llegarán los demás con naturalidad. Si no la cantera será un adorno. Un entretenimiento para los fines de semana sin fútbol de Primera. No debería de ser ensalzada precipitadamente, ni tampoco ninguneada.

11 Comentarios

  1. La verdad es que nunca considerare canterano a ningun jugador que no sea de la provincia o alrededores , a mi un jugador que venga de otro pais me sigue pareciendo una transacción igual que si ficharamos para el primer equipo aunque sea a muy menor escala , hasta que no vea un granadino en el primer equipo y triunfando no creere en los “frutos” de la cantera aun . Eso seguramente no lo tengamos hasta que empiezen la supuesta e “inminente” Ciudad Deportiva.

  2. Eso es una perspectiva antediluviana de la cantera en mi opinión, por más que sea bonito aglutinar gente de la tierra.

  3. Muy mal debes de ver a Coeff cuando es la segunda vez que pides apoyo para él en Los Cármenes, porque todo indica que va a jugar. Espero que la afición sea razonable y comprenda que si está ya nervioso, los pitos no le van a ayudar en nada al chaval; a ver si no viene Gio y Uche tiene un día tonto y Coeff se asienta; internacional por Francia no es cualquiera.

    Dicho esto, a ver si sube Lozano del B al A, que es durqueño!!!!

  4. Una pregunta: es necesario forzar a los jugadores que están a medio recuperar como ha pasado con Fran Rico, Piti… teniedo en cuenta que perder con el Villarreal es malo pero no te mata. Sin embargo luego vienen Getafe y Elche que son dos equipos de nestra liga con los que perder significa los tres puntos que tu no sumas, más lo tres que suma el rival más el gol average? De todas formas no perdamos de vista que el VIllarreal ha perdido en campo del Betis y del Valladolid, por lo que es un rival al que se le puede meter mano y más aún sin Gio.
    Por último: qué bajas seguras hay para el partido?

  5. ¿Coeff decente en Mestalla? Estoy de acuerdo con que no hay que “matar” a los jóvenes, sino darles tiempo. Pero no puede decir que Coeff estuvo bien en Mestalla cuando falló estrepitosamente (junto con Roberto), en la falta que costó 3 puntos al equipo.

  6. La jugada no es tan fácil para Coeff pues viene desviada, cambia la trayectoria y cede un metro justo para el disparo del jugador del Valencia, que se la encuentra y marca porque Roberto sale a por uvas en el primer palo. El resto del partido no pasó mayores problemas, teniendo en cuenta la falta de hábito competitivo. Hasta Sergio Ramos comete despistes. Pocos no se equivocan nunca.

  7. Según ese criterio, Jesé no es canterano, ni tampoco Iniesta, u otros muchos grandes jugadores. La cantera actualmente no es la de hace 30 años. Difícil es que en Granada salga algo decente en fútbol, vista la carestía de medios y de clubes con algo de estructura para sacarlos. Y lo poco que sale, pues se los llevan equipos con más entidad en estos aspectos, como el Villareal por ejemplo, cuya cantera, construida casi desde 0 en la última década, es digna de estudiarse como un modelo a seguir. Y allí para nada son todos de la provincia de Castellón, hay de toda España y del resto del mundo. Si estamos en plena globalización, mejor quitarnos la boina y comprender que el fútbol es parte de esa globalización. Y con la ciudad deportiva todo irá mejor, se tendrán esas instalaciones necesarias, pero el talento no hay que mirarlo por donde viene, sino que es talento ya sea de La Zubia o de Bogotá.

  8. He seguido al Granada B durante la mayoría de partidos en casa este año. Si algo se le ve al equipo es que su principal defecto está atrás, en la defensa, y más concretamente en los centrales. No tienen ni solvencia para destacar en Segunda B, así que hablar de Primera me parece una locura, y solo en casos de muchísima emergencia como ahora se puede subir a uno. Ni Marcelo, ni Morante, ni el griego ni mucho menos Lozano jugarían en equipos punteros de Segunda B, así que en Primera ni pensarlo. Que no nos ciegue el paisanaje.

  9. El salto de Segunda B a Primera siempre es complicado y conlleva riesgos. Hay alguno que le ha salido bien, como a Fatau, no siendo el caso de Álvaro. Pero con este jugador se juntó ese supuesto favoritismo y otra cuestión que para mí es fundamental. No estaba bien. Y lo digo habiéndolo visto jugar en un medio mucho más natural para él, como es la Segunda B. En los comienzos de la temporada no destacaba para nada, realizando actuaciones con el Granada B bastante planas. Sin embargo, ha ido mejorando y como efectivamente dices, si no fuera por la lesión que tiene ahora (y que se hizo al marcar el 1-0 contra el Cordoba B, por lo que fue sustituido en la Primera Parte) estaría dando un nivel muy bueno para el Granada B, con opciones de ir con el primer equipo en lugar de gente como Benítez, cuyos problemas personales le hacen tener la cabeza en otro sitio que no es el fútbol. Alvaro ahora no lo haría del todo mal. Otros que podrían subir… para mí Machis, aún sabiendo de su irregularidad, pero al que se le ve cosas de estar sobrado en la categoría. Nunca ví a un delantero del Granada irse desde línea de tres cuartos de los defensas y encarar con la claridad y facilidad que lo hace Machis, aunque luego a veces le falle la puntería. Otro interesante sería Nico, Adolfo incluso (al que veo casi clónico a Lucena). Puertas sin embargo no acabo de verlo.
    Por último sobre Coeff, apenas ha jugado, debuta como quien dice en Valencia e hizo un partido muy digno, donde su porcentaje de culpa en el gol es mínimo. En Bilbao se lo comió Aduriz, sí, pero este delantero ya se había comido en partidos anteriores a Mainz o Diakhate, así que no creo que el crimen sea tan grave por parte de Coeff. Lo que está claro es que con jugadores jóvenes lo que hay que procurar es animarlos. Se le ve criterio en la salida, buen toque, se coloca bien… le falta cuerpo, algo a pulir. Pero es un jugador interesante.

  10. Si, pero ni Machís ni Cuero pueden jugar en el primer equipo por culpa de un brasileño que fichó Udinese en enero. Yo tampoco lo entiendo. Pero este es el mayor error de este año. Imperdonable en una directiva que en enero parece que se fue de vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *