Suplentes reivindicados

Nos hemos pasado tanto tiempo cuestionando la aportación de los suplentes que es justo decir que hay dos de ellos que se han instalado con garantías en el equipo titular, más un tercero convertido en un meritorio en muchas alineaciones.

Ahora mismo el estatus de Riki empieza a alcanzar la categoría de intocable, pero hay que ser conscientes que no había sido de la partida en los planteamientos del entrenador desde el comienzo de Liga. Ha disputado bastantes minutos, en algunos partidos hasta tiempos completos, pero sin saltar con el resto al césped. Su aportación ofensiva está siendo alta y aunque en el último partido no pudo anotar, sí mantiene un hilo intenso con El Arabi. Además, ante el Elche se le vio también entrando por el costado zurdo, con una penetración peligrosa.

Coeff suma cinco partidos seguidos dentro del esquema, superando en competición sus miedos y dudas. El mejor encuentro del galo llegó precisamente esta jornada, cuando se le vio más firme que en otras citas, tranquilo con la pelota e intervencionista a la hora de darle salida. Aunque en el mercado invernal tenía el cartel de salida, sobre todo tras la llegada de Ilori, la lesión de este último le hizo ganar opciones sobre Mainz y se ha encontrado con un voto de confianza del entrenador que empieza a aprovechar.

El tercer suplente que sobrevive con entereza es Fatau, aunque en el último encuentro anduviera desdibujado. Consolidado como la alternativa viable a los habituales del ‘trivote’, el jugador del filial ha tenido un auténtico ‘máster’ en la élite. De gran desgaste y no exento de llegada, quizás le falto algo de capacidad en la construcción para ser un volante fiable en la creación de juego.

Con el club inmerso en el último tramo, cuantos más suplentes se reivindiquen, mejores perspectivas se le abrirán. Si se restablecen pronto los lesionados y alguno más se agrega a la causa, como el regresado Ighalo, este periodo de curvas se podría conducir sin perder adherencia.