La ayuda

5 dardos para el Granada – Levante.

* Es lunes, día laborable para la mayoría, pero al menos se disputa a una hora benigna, ni temprano (malo para los comercios) ni tarde (horrible para los que madrugan). Es noche de partido para un Granada que necesita la ayuda de su afición. Está dicho hasta la saciedad. Las hinchadas no pierden los encuentros, pero contribuyen a que el equipo los gane. En el último encuentro en casa, se ondearon las banderas, se respiró un ambiente efusivo para la escuadra. Se la empujó al triunfo. Se necesita algo como poco igual. Porque en esta Liga nadie de atrás se rinde.

* El guion será similar al del partido ante el Elche. Si cabe, aún más cerrado. Rival duro, de juego muy directo, con gente alta, potente en las acciones de estrategia. El Granada llega con cansancio a la cita. No rotó ante el Atlético de Madrid (solo entró el habitual Iturra) y parece poco probable que este lunes lo haga. Por tanto, un choque de esfuerzo intenso, como es previsible, puede jugar en su contra. El auxilio psicológico del público puede resultar vital cuando flojeen las piernas.

* Porque mirar al banquillo sigue sin alentar esperanzas, salvo en casos aislados. Pero por fin estará ahí Piti, tan esperado, con esa lesión prolongada sobre la que tanto ha costado arrojar luz. Ya está restablecido, que no a tope. Puede ser una solución por si se atasca la vanguardia. O puede sumarse a la misma, si Alcaraz decide probar con todo el arsenal durante el duelo.

* La plantilla y el entorno han de evadirse del ruido de las últimas fechas, derivado del caso de dopaje que involucra a Dani Benítez. El vestuario se debió remover por la noticia, que consternó a los aficionados, pero por unas horas no debería de haber más repercusión que la que produzca el balón. El club ya ha tomado sus medidas y el grupo trata de aislarse de lo demás. Al día siguiente, se podrá volver a pensar en el héroe abatido. Ahora, toca enfocar hacia la permanencia.

* ¿Cómo se ayuda a alguien que nunca ha querido ser ayudado? ¿Cómo se auxilia en un problema a alguien al que se le ha tapado tanto, más allá de lo imaginable? ¿Al que elige el libertad sus compañías y no ha hecho ejercicio de rectificación ante las meteduras de pata? ¿A una persona a la que han protegido sus jefes y mimado muchos de sus compañeros, en controversia con algunos que denunciaron, veladamente, lo que estaba pasando? Dani Benítez busca asesoramiento legal pero lo que necesita es asesoramiento personal. Porque el futbolista va a tener muy difícil regresar al trabajo durante un tiempo, aún indeterminado. Pero la persona tiene que seguir adelante. Al ser humano no le queda más camino que un ejercicio de humildad. Disculparse, acudir a especialistas si así lo estima y sobre todo dar un giro en su día a día. No sé si de ello retornará un jugador nuevo. Eso ahora mismo es lo de menos. Ojalá sí emerja la esencia más pura de un chaval alegre, simpático y espontáneo, el Dani que hay detrás de la parafernalia. Pero para ello tiene que romper con muchas cosas, no solo con una sustancia concreta. Sus males tienen cara y ojos. Unas veces es su propio reflejo, ya perverso. Otras, algunos de los que más le adulan. Ojalá todos, el que mira y los que observan, estos si de verdad le quieren, se percaten de que ha llegado el momento de empezar de cero. Cada hora que pasa es un instante perdido para reiniciar su vida.

1 Comentario

  1. las 8 es muy mala hora para comerciantes.. tenga en cuenta que par estar en los cármenes a las 8 y teniendo la autovía que tenemos y el aparcamiento en alrededores hay que salir de casa o cerrar el comercio a las 7 minimo. en fin es lo que hay..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *