La diplomacia, a examen

Cinco dardos para el Granada – Rayo Vallecano. 

* Reconocido por ese temperamento volcánico que suele transmitir a sus equipos, Joaquín Caparrós mostrará ante el Rayo Vallecano si también está provisto de capacidad diplomática. En la forma en que le dé finalmente solución al conflicto desatado por las declaraciones de Piti estará la respuesta, con la que se conocerá si apuesta por la conciliación o se decanta por la mano dura. Para empezar lo convoca, por lo que parece que el indicio de castigo se evaporaría.

* Esquivo como pocas veces en la comparecencia previa al partido, que arrancó deliberadamente antes de la hora prevista, el sevillano concretó varios términos diáfanos. Que escucha, pero que de las cuestiones tácticas se encarga él, por lo que lo de actuar con dos puntas es inamovible, así que Piti solo puede aspirar a meter cabeza en la pareja de vanguardia. Que atacar y defender en según que momento es parte natural de todo jugador, según esté el balón o no de por medio. Y, sobre todo, que la disparidad se solventa en la privacidad del vestuario. La conversación a solas no había existido antes de la exposición del futbolista y no quedó claro si existiría después.

*  El caso es que Piti apunta a titular en el puesto que desea, en una alineación que al final emanaría en gran parte de la mostrada el miércoles a puerta abierta, cuando parecía que mezclaba figuras, aunque faltaban por retornar los internacionales Murillo y Foulquier, alistados en la retaguardia habitual. Sin perder la pista del 4-4-2, pero de nuevo con una composición empachosa con superávit de mediocentros. Iturra y Sulayman reforzarían el motor, con el debut del joven y prometedor gambiano, a punto de caer en la agencia de representación Doyen, que ahora controla a Brahimi y que tiene entre sus clientes al propio Joaquín Caparrós.

* Fran Rico y Sissoko soportarían el despliegue por los costados, mejores para la digestión que para el desborde. Arriba quedaría sacrificado El Arabi para conceder una oportunidad a Ortuño, al que deberá de proporcionar pases jugosos el ínclito Piti. Sería una ruptura con la propuesta que sacó en Málaga, pareciéndose más a los elegidos en el amistoso en Jaén. Los bolos no parecen solo para pasear la munición y dejan pistas. Desaparecerían los que enhebraron el único gol en La Rosaleda, en favor de una propuesta que recuerda al ‘tetravote’ del Camp Nou. Puerta abierta para la reivindicación de algún meritorio. Jóvenes y mayores.

* Sobre todo, será un desafío de Puerta Grande o enfermería para Caparrós, esa sentencia que tanto gusta al osado Paco Jémez, pero que en el utrerano sale ante la posibilidad de decantarse por una formación que huele a priori a conservadora, pero que si le sirve para frenar al Rayo y ganarle la partida le reforzará como experto en la pizarra. Se confirmará o no este viernes, pues mirar al banquillo será otear a muchos que eran imprescindibles hasta hace poco. No parecía probable que el liderazgo del entrenador actual pudiera cuestionarse, ni siquiera por las últimas derrotas y el juego algo rancio. Un futbolista con galones ha lamentado cierta querencia de la propuesta. Ahora tendrá que hablar en el campo. Le sustentará una red detrás para intentar atrapar a su querido exequipo. Ese que no va a cambiar una coma de su método con respecto a otros partidos. No lo hace con los grandes, tampoco en Los Cármenes, donde a lo mejor Caparrós es menos Simeone y más Ancelotti por una vez.

1 Comentario

  1. Cinco contra-dardos:

    1. Si la alineación es la que dices (defensa la de siempre + iturra, suleyman, fran Rico y
    Sissoko, + Piti y Ortuño; mal vamos. Estamos jugando contra el Rayo, no contra
    el Madrid o el Barcelona.

    2. La afición está contenta si se gana y se juega bien. Perdona si se gana, aunque se juegue mal. Perdona incluso empatar o perder si se juega bien (o se intenta al menos). Lo
    que no perdona es que se pierda y además se juegue muy mal. Esto, uchos entrenadores no lo entienden todavía. Esperemos ganar hoy, pero si se pierde y
    además no se toca el balón como el otro día con el levante o como el día del
    Villareal, los pitos comenzaran a sonar (y no lo digo por mi parte, que no lo
    hago, ni me gusta que lo hagan).

    3. No me gusta mucho El Arabí, lo he dicho más de una vez. Ahora, todo es
    relativo, no me gusta si lo comparamos con la media de los delanteros que hay
    en la liga, si lo comparamos con Ortuño que lleva dos medias partes en primera
    división, pues prefiero al Arabi.

    4. Creo que ya está bien de probaturas raras y de jugadores que juegan de titular
    y luego ni convocados. Creo que ya ha pasado tiempo suficiente como para que tuviese
    un once más o menos definido. Me parecen bien las rotaciones y que tu “once”
    habitual este formado por 13-15 jugadores, de tal forma que tienes muchos
    jugadores activos y motivados y que se sienten titulares. Pero saltos de
    titular a no convocado como cosa normal, no me parece bien, y da sensación
    total de improvisación sobre la marcha.

    5. Me parece bien Piti como segundo delantero aunque tampoco lo veía mal en la
    posición en la que estaba antes (otra cosa es que su juego ha sido malo). Lo que
    no me parece bien son probaturas del tipo Sissoko y Fran Rico por banda. Como remedio en un partido
    determinado puede ser, pero contra un Rayo Vallecano…. Esta Sucess, esta
    Machis, esta Rochina, Esta Piti, Esta Foulquier, está Juan Carlos, está incluso
    Riky, y no cuento a Larson porque en teoría está lesionado, ¿Qué pinta Fran Rico y Sossoko en esa posición?

    PD: hoy tocan las críticas constructivas. Sigo reconociéndole muchos meritos a
    Caparros, y uno de ellos es que suele detectar y rectificar los errores en los descansos. Me parece que si esa es la alineación, hoy tendrá también que rectificar 1 o dos
    posiciones en el descanso…..

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *