El plan B de Balaídos será el A ante el Almería

5 dardos para el Granada – Almería.

* El plan B de Balaídos será el A ante el Almería, aunque no deja de ser curioso que una opción de recurso para el entrenador sea la que coloque a gran parte de los jugadores en su sitio. A todos menos a Sissoko, que ejerce de ‘okupa’ en la banda izquierda, con el consentimiento de Caparrós, que le ha bendecido para la tarea. Los demás ocuparán sus correspondientes estantes. Piti retornará a la banda derecha, con afán de estampida hacia el centro cuando tenga la pelota. Rochina flotará entre los espacios del contrario, dispuesto a concretar sus faroles. Success adelanta con neumáticos frescos a El Arabi y Córdoba, meras sombras en Vigo. Del resto se ocupa la tripulación habitual. La puerta abierta de nuevo a los que en teoría mejor tratan el balón, en una noche que cierra jornada y que, en caso de percance, podría dejar al Granada en puestos de descenso, circunstancia nunca vivida el curso pasado.

* La vertiente creativa improvisó peligro en la segunda parte ante el Celta y el técnico ha decidido darle cierta continuidad ante un partido que asoma con trascendencia, por ser ante un oponente con el que se codea en la huida del infierno. Premia a los revulsivos, excepto a Márquez, del que se deshace en elogios pero aún no concede el honor de la titularidad, más allá de aquella aparición masoquista en la zona zurda del Camp Nou. Iturra, Rico y Márquez acabaron el último encuentro, cerrado en tablas, desplazando al gallego al costado. Puede que con los almerienses el guion confluya en ello, pero no parece la apuesta de salida de un Caparrós que vuelve a apelar a su trinidad: intensidad, competir, sumar.

* Tras los dos desplantes del la temporada anterior, es de suponer que nadie en Los Cármenes confiará en que el Almería venga a entregar su estandarte a la ligera. Francisco, la demostración evidente de que un entrenador es más su estilo que la experiencia en el cargo, exhibió valentía para salvar a un conjunto de presupuesto raquítico y que de nuevo ha tenido que estrujarse la imaginación para salir a competir con cierta garantía. Anda sumido en una irregularidad que intentará aprovechar el Granada, en un estadio donde ya urge ganar, lo que no ocurre desde agosto.

* El parón de selecciones ha sido oportuno para la recuperación de los tocados, aunque habrá que ver cómo de cansados están los dos centrales, Babin y Murillo. Ojo a la gestión de los laterales diestros, pues tanto Nyom como Foulquier están al borde de la suspensión. Seguro que el preparador utrerano no quiere perder a ninguno de los dos para la inminente visita al Sánchez Pizjuán, el campo que lleva en el corazón.

* Antes le toca sacar la reválida en su actual casa, necesitado de emprender una racha diferente, visto que hay equipos que parecían hacinados y que están resurgiendo. Llegó el momento de tomar la iniciativa y de que las virtudes rojiblancas prevalezcan sobre la voluntad de anestesiar al rival. Si al Rayo y al Celta se les combatió desde la trinchera, un rol así ante el Almería resultaría poco tolerable para una grada que ansía descoyuntar a un rival directo. Más que un plan A o B, la demanda es una ‘C’ de convivencia entre las ideas del banquillo y los futbolistas más osados. La letra de Cármenes, la cuna donde mecer por fin un cambio radical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *