Activado el modo de supervivencia

5 dardos para el Granada CF – Real Sociedad

  • El Granada se precipita desde hace tiempo por un agujero oscuro, pero todavía no se ha oído el tintineo agudo que indique que ya ha tocado fondo. Aparecen situaciones en las que el optimismo podía llegar a aventurar que por fin llegaría la reacción de marcadores, pero ni la introducción de Javi Márquez en algunas de las últimas alineaciones, ni enfrentarse a un contrario tan sumamente débil como el Córdoba han contribuido a oxigenar un ambiente viciado y de fractura entre el entrenador, los jugadores y la hinchada, distanciados por una penosa trayectoria que se agrió definitivamente el jueves. Si la Liga retrató a los titulares, la Copa calificó a los suplentes, lo que terminó de espolear entre los seguidores una franca repulsa hacia lo que veía en el campo, al grito de mercenarios para los futbolistas y de dimisión para Caparrós.
  • La evolución tras el nuevo fiasco, sin embargo, concita algún signo de acicate entre los aficionados. Los más fieles empiezan a activar el modo de supervivencia, como dejaron ver en el entrenamiento del sábado y en las redes sociales. Consiste en un estado de resistencia durante el cual se insufla ánimo fiel pese al cabreo que se arrastra, perdonando veleidades y aplaudiendo el esfuerzo de cualquiera que ponga aliento ante el desastre. Una fase común cuando se ven las cosas perdidas y toca recordar que sí se puede conseguir la salvación. Parece impensable que sin llegar al ecuador del campeonato tenga que surgir una corriente positivista así, clásica de periodos extremos, pero todos se están dando cuenta de que como se encadenen nuevos despistes en enero, la distancia con respecto a la orilla se puede hacer insalvable.
  • El Granada puede necesitar matices tácticos o el uso de un sistema que potencie a otros futbolistas, pero necesita sobre todo trabajar el factor humano. Pozzo y Pina se han encargado de respaldar al técnico y de repasar sus responsabilidades a los futbolistas, al tiempo que ya han incorporado al primer fichaje, Lass, con un debut esperanzador. Pero lo trascendental es que el grupo recupere el ánimo, las sensaciones de juego y se olviden del miedo a fallar, de la ansiosa situación. Por más fichajes que al final se culminen, la alineación tendrá presentes a muchos de los que ahora andan cabizbajos. Aunque en algunos casos pueda cuestionarse, los rojiblancos cuentan con mejor materia prima que la que se está viendo, pero la crispación arrastra hasta a uno que hubiera nacido en Alcoy.
  • Al quedarse fuera Juan Carlos, la zaga sale sola con los habituales sin Murillo, con Foulquier de nuevo de lateral zurdo. Al entrar tanto Piti como Riki, seguramente el de Reus se escorara y el madrileño aguardará su turno. El dilema estará en un centrocampista más o Success junto a El Arabi. Una decisión que mostrará si Caparrós es capaz de aparcar su dibujo añejo o sigue supeditando todo al mismo 4-4-2 de siempre en Liga.
  • La Real Sociedad de Moyes acude a Los Cármenes imperial tras derrotar al Barcelona. El curso pasado dio una lección de contragolpe en el campo, con un excelso Carlos Vela cuya mejor versión ha recuperado el preparador escocés. Vela, que comenzó la campaña como un pusilánime, ha recobrado la sonrisa, lo que evidencia que en este deporte no todo depende de la pizarra, sino también de la capacidad del que dirige para sacar lo mejor de sus muchachos y que pongan su talento al servicio del colectivo. La conexión con sus neuronas. Caparrós tiene una deuda con esta ciudad, que le agasajó como un héroe en verano. Duele al que acude al estadio que su prestigio se esté diluyendo. Él también tiene que ponerse las pinturas de guerra y olvidar lo pasado. Encontrar el fondo y a partir de ahí, escapar como si no hubiera mañana.

3 Comentarios

  1. Un apunte… ojo con Foulquier en la defensa, sus fallos ya nos han costado muchos puntos este año y el anterior también.

  2. No esperemos hoy milagros.
    Ocurrirá lo de siempre. Son ya muchos partidos esta temporada esperando y nada de nada. A lo sumo un empate y a lamentarse de que estamos un poco mas cerca de Segunda.
    Eso sí, muy buenos propósitos para el siguiente partido.

  3. Hay periodistas y articulistas en el mundo del fútbol y en otros sectores a los q les gusta encender al personal. Cuando los lees, te cargan de odio contra el culpable de todos los males, a quien ya tienen perfectamente identificado desde su atalaya.
    Generan cabreo, odio y muy mala leche entre sus lectores.
    Luego los hay q emplean una crítica más sutil, más moderada y q no genera tanta bronca malsana. Lamelas es de estos últimos y yo le agradezco, como lector de Ideal y aficionado al Granada su tono y sus artículos.
    Dicho lo cual, vaya desilusión de Granada C.F este año…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *