Un derbi de órdago

5 dardos para el Granada – Málaga

* Partido viejo, de rencillas antiguas a las que sucedieron hermandades actuales, con miradas adversas en los objetivos, pues uno lleva un curso de flaquezas y el otro aspira a Europa a pesar de que la ostentación del jeque concluyó hace tiempo. Nadie podía presagiar el actual escenario del Granada y el Málaga cuando Rochina inició en La Rosaleda, hace una vuelta, una diagonal vibrante hasta la frontal del área, coronada con un disparo que escupió Kameni, pero ante el que estuvo al quite El Arabi. Los rojiblancos se adelantaron en la Costa del Sol y parecían frenéticos hacia el triunfo ante un contrario blanquiazul que asomaba por entonces como demasiado vulnerable. Aquel día el Málaga remontó, no sin polémica, pues un discutible penalti por mano de Iturra culminó el giro del marcador, cuando los comandados de aquella por Caparrós acosaban el arco contrario. Resurgieron los de la Costa del Sol y su rumbo se consolidó. El Granada entró en una degradación que ahora intenta revertir Abel Resino con un órdago.

* Queda liga, pero no margen. Esto puede pesar en las decisiones del entrenador. La enfermería se ha vaciado pero solo los profesionales saben si es conveniente que varios de los futbolistas que bien han salido hace poco de sus respectivas lesiones o bien han tenido un curso salpicado de percances están preparados para un encuentro de esta magnitud. Pero el preparador no está para dudas. Ha de quemar las naves si es preciso, salvo ataque final de prudencia, que no parece. Lo mejor de lo disponible según su criterio es seguro que estará sobre el césped de la polémica. Este sábado también se comprobará si los trabajos iniciados consiguen quitar el cartel de patatal sobre Los Cármenes. Tenga quien tenga la culpa, su estado es una auténtica vergüenza general.

* El técnico elude enseñar sus cartas en las sesiones y ha sido esquivo en la rueda de prensa. Ni confirma ni desmiente la sustitución de porteros, aunque lo que se barrunta es que Roberto podría encontrar su enésimo retorno. No cabe duda de que Abel entiende de guardametas, pero solo a sus fieles habrá confesado su elección. La defensa sale rápido en tres puestos. Nyom e Insúa como laterales, Babin por el centro. Que Murillo aparezca, a pesar de llevar meses sin disputar un minuto, indicaría la trascendencia que se le otorga a la disputa.

* A partir del centro del campo se revitalizan las dudas. Rubén Pérez y Javi Márquez compartieron equipo en el el último partidillo de entrenamiento, pero no siempre son indicativo de las intenciones de Resino. Uno no estuvo el pasado sábado pero ha sido esencial en la coordinación del juego desde el aterrizaje del toledano. El otro ha estado en la alcoba toda la temporada, pero su exhibición de disparo ante el Barça le convierte en un elemento vivo para generar peligro, algo que necesita la escuadra. Un costado es fijo para Robert, mientras que en el otro es probable que caiga Rochina. Aunque en el último duelo probó de mediapunta, el enclave básico para el suministro ofensivo tiene un dueño en Piti. Su vuelta es otra contribución básica para retomar la filosofía fluida que se aparcó desde la visita al Levante. De la camilla, al terreno.

* Y en ataque llega el último dilema. Entre el atlético pero inocuo Córdoba, y el frío aunque con más galones de matador El Arabi.  El franco marroquí trataría de demandar la reconciliación con parte de una grada que le repudió en pleno invierno. El colombiano ansía también que lo que amenaza lejos del área se confirme al pisarla. Muchas posibilidades sobre un encuentro mayúsculo, que puede enmendar el camino hacia la perdición o prácticamente consumarlo. Mientras quede aire, habrá asaltos. El problema llegará cuando los golpes lleven a la conmoción. Del desvanecimiento, al noqueo. Pero es el momento de salir de la esquina y resistirse. Con los tocados. Con todos. No queda mucha vuelta atrás hasta que suene la campana. Vencer o caer a plomo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *