Surrealismo en el Coliseum

5 dardos para el Getafe – Granada

* El desenlace del Granada está siendo tan surrealista que recuerda al final de ‘Con Faldas y a lo loco’. Seguro que tienen en la memoria el diálogo entre el enamorado personaje de John E. Brown y un Jack Lemmon travestido, que no sabe qué decir para tratar de romper su inverosímil compromiso matrimonial. No ser rubia, fumar como un carretero, llevar una vida ajetreada o la imposibilidad de concebir hijos no conformaban argumentos que convencieran a su prometido, al volante, de la ruptura. “Soy un hombre”, suelta al final rendido, a lo que Osgood, su futuro marido, con una sonrisa de oreja a oreja, le responde aquel mítico “nadie es perfecto”. Algo así tiene que sentir José Ramón Sandoval. Le dan un equipo a cuatro fechas de la conclusión, instalado desde el ecuador de la Liga en descenso, incapaz de hacer goles con regularidad y con tendencia a dispararse en el pie por sus errores atrás. “Nadie es perfecto”, cavilará el madrileño entre sábanas, pues en el entorno tampoco queda otro debate que la resignación. Si salva al equipo, será canonizado en el cielo rojiblanco. Si fracasa, quedará como el último truco de un guion deprimente, como esas series de éxito que se estiran como un chicle hasta acabar agotando.

* Pero ojo, la conmoción en la entrega llegó en boca de Pina, la única persona que ve “imposible” el descenso del equipo, como soltó aunque matizara luego en la presentación del nuevo entrenador. Hay gente que no sabe si creer que es una pura bravuconada, un patrocinio de Adidas o la interpretación paranormal de los posos del té, aunque cuidado con ciertas alharacas del presidente del Granada. A veces es lenguaraz, pero en asuntos serios no toca de oído. En la primera temporada del equipo en Primera ya denunció públicamente los intentos de compra de partidos por parte de Agapito Iglesias, por entonces mandatario del Zaragoza, y el tiempo le ha acabado dando la razón. Ahora sus argumentos podría girar en torno al convencimiento de la merma de puntos al Almería por el caso Jackobsen y el descenso administrativo del Elche por impagos, a pesar de su aparente refundación con nueva directiva. Incluso no se puede descartar que Pina conozca algún club más en peligro. Es por ello que lo que hoy parecen seis puntos de distancia con la orilla, que serían siete por el ‘goal average’, en la terrible clasificación, podrían ser solo cuatro virtuales, si bastara con ser tercero por la cola. Rocambolesco.

* Sandoval solo ha tomado dos decisiones técnicas de calado en su convocatoria, porque las demás vienen servidas por las ausencias a causa de lesiones. Otro asunto será su alineación, aún misteriosa. El preparador dejó fuera de la convocatoria a Fran Rico, otrora pieza indispensable y hace poco renovado por un lustro con la entidad, y también a Luis Martins, lateral de poco vuelo en la campaña con sus predecesores pero cuya salida de la lista sorprende al no viajar tampoco Insúa, en este caso por lesión, la misma que ha obligado a su infiltración continua en las últimas citas, con actuaciones lamentables quizás precisamente por la ausencia de sensibilidad en su tobillo. Vuelven a la citación Juan Carlos y Foulquier, con aparente ventaja para el primero para la zona defensiva izquierda. Babin es otro que podría ya discutir su presencia en la titularidad, quizás por Cala, pero a saber con tan poco analizado del flamante míster en los entrenamientos.

* El 4-2-3-1 suele ser un dibujo tipo para el de Humanes, con lo que habrá que ver a quién concede la mediapunta, si hay ese trato de gracia a los dos que más conoce, como Piti y Lass. Si arma el centro del campo con Iturra, o bien con Rubén Pérez y Márquez. Si Robert mantiene pujanza o cobra alguna opción Rochina. Posibilidades hay varias. Lo que tendrá que concretar es si son las soluciones oportunas para competir en Getafe y recobrar confianza en esta fuga a vida o muerte. Psicología y motivación parecen más decisivas a día de hoy que cualquier táctica o estrategia.

* En ataque aparece alguien que estaba defenestrado para Abel Resino. El Arabi, un jugador especial, con frecuencia trapecista de la apatía, con una corte de detractores impresionante pero que sigue siendo el máximo goleador de la entidad en las tres últimas temporadas, sale del tedio para enrolarse en la causa en un estadio que se le dio muy bien la temporada pasada. Allí, en ese campo con nombre de reminiscencia romana, tienen un duelo que, en lo deportivo, no envidia a la tensión del Mayweather- Pacquiao. Lo que empieza evocando a una delirante comedia puede acabar en una tragedia sangrienta. Pero también en una historia épica, la apelación más enrevesada de una novela rojiblanca que tiene varios capítulos así, de éxito cuando pocos lo apostarían, pero ninguno de semejante dificultad al actual, en el que apenas se observan argumentos. Pina ha visto algo que los demás no, está claro. Comprobaremos en Getafe, ante un contrario con todo hecho, si su visión es factible. Salir con la espada en alto o ser devorados por los leones.

 

3 Comentarios

  1. Lo que no se es que hace convocando a piti que lleva cinco partidos que parece un defensa del contrario sentado

  2. El arábi es el máximo goleador de las tres últimas temporadas porque es el único jugador con más oportunidades para hacerlo. Succes en 2 partidos ha desmostrado mas que en 3 temporadas, por lo menos ganas. Y no costo 4,5 millones. La mitad de los goles puestos en bandeja y los otros de penalti. No creo que tenga muchos detractores sino que vemos la realidad.

  3. De verdad que hoy lo que deben de hacer es ganar por lo que pueda pasar en los despachos, evidentemente despues del .”temporadon” que hemos hecho nos merecemos el descenso pero si a nosotros nos descendieron por impagos ¿Por que no a los demas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *