El 14 de noviembre se celebra en España una huelga general convocada por los principales sindicatos para protestar por las políticas de ajuste del Gobierno. En esta ocasión, y por primera vez en la Unión Europea, tendrá dimensión supranacional al coincidir con las que tendrán lugar en Portugal, Grecia, Chipre, Malta e Italia. Se puede decir que la huelga general del 14N será la primera huelga europea para exigir, no sólo a los gobiernos nacionales, sino también a las instituciones europeas, que sean más flexibles en sus políticas de ajustes presupuestarios.

 

A pesar del hito que supone unir a tantos europeos en una misma causa contra el liberalismo exacerbado que se está cebando con los más débiles y está destruyendo la clase media, mi postura ante la presente convocatoria es la de no secundar mi derecho a la huelga por los siguientes motivos:

 

1. Porque a diferencia de los sindicalistas, a mí me sale la broma por más de 60 euros. A ellos gratis y a costa de nuestros impuestos. Tampoco puedo hacer “fraude de huelga” como muchos funcionarios que consumen uno de sus días de asuntos propios para no perder dinero.

 

2. Porque no me siento representado por unos sindicalistas subvencionados hasta las cejas por el Gobierno, y que sólo se preocupan de defender a un colectivo de trabajadores, sin importarles realmente los problemas de autónomos, asalariados y parados, a los que utilizan como arma arrojadiza para justificar sus movilizaciones frente al Gobierno que les mantienen.

 

3. Porque tras la experiencia de once huelgas en la presente democracia, queda más que demostrado que de poco sirven salvo para perjudicar al ciudadano. El político y el sindicalista mañana seguirán con sus privilegios y prebendas.

 

4. Porque el momento de decir “basta ya” es en las urnas y apenas hace un año todos tuvimos esa gran oportunidad de cambiar las cosas. Si la gente votó por inercia o castigo, que no lo creo, que se atengan a las consecuencias presentes. Votar es una gran responsabilidad que muchos no saben valorar.

 

5. Porque me parece un modelo desfasado de protesta propio de la era industrial y no de la presente realidad tecnológica y social. Se consigue más con un “trending topics” o una concentración que parando a todo un país para fastidiarse a uno mismo, al prójimo y a España. A los hechos me remito con la última iniciativa que brotó de la redes sociales: Rodear el Congreso. No se paró el país y sin embargo la repercusión fue mundial.

 

Y no, no me gusta ni lo que hizo el PSOE, ni lo que hace el PP, ni a donde nos llevan las políticas ultraliberales de la Unión Europea, el FMI y lo que dicta la banca. Por eso voté en consecuencia y responsablemente, para evitar lo que ahora hay en España. Pero una cosa es lo que yo vote y opine, y otra cosa es lo que vota y opina la mayoría, a la que respeto y espero que respeten mañana mi derecho a trabajar.


El brote verde del cine
Empleo juvenil, la asignatura pendiente
  • Pingback: Cinco razones por las que no iré a la huelga general del 14N()

  • jmorri

    1 60 euros que no te puedes permitir. pero si te puedes permitir pagar mas por IRPF y mas por IVA y mas por el repago farmaceutico
    una de dos o mientes como un bellaco , o gastas mucho mas de lo que necesitas, pòr cierto los dias de asuntos propios no se cobran…
    2 Hay vida mas halla de CCOO/UGT, de hecho la mayoria de sindicatos, no estan subvencionados, CGT por ejemplo en sus estatutos lo prohibe explicitamente
    3 La huelga de 2002 contra el decretazo de Aznar , sirvio para que la tumbara, la huelga de marzo sirvio, para que en lugar del 23% que tenian pensado meternos de IVA solo fuese del 21%
    4 no me gustan las minidictaduras de 4 años, ni el voto a un partido es un cheque en blanco, si te gustan las dictaduras , te invito que te traslades a cualquiera que hay a lo largo y ancho del planeta
    5 como es un modelo desfasado, para ser coherente contigo mismo, espero que mañana le digas a tu jefe, que no quieres convenio de trabajadores, que el te ponga el sueldo que quiera, Los convenios tambien son de la epoca industrial
    Que trabajaras 12716 horas diarias, la jornada de 8 horas es de la epoca industrial
    Que este año no cogeras vacaciones, las vacaciones estan desfasadas
    que te pagaras tu propio seguro medico y tu tu plan de jubilaciones
    Todo para actualizarte, no seas carca de la epoca industrial

    Todas esas te las resumo yo en una eres un ESQUIROL, y te podrias haber ahorrado esta parrafada

    • 1.- No, no me puedo permitir perder 60 euros más. Por cierto, faltas a la verdad, los días de asuntos propios sí se cobran.

      2.- Sé que hay más sindicatos, pero lo más representativos son los que deciden la mayoría de las cosas que al final acaban por afectar a los trabajadores. Me parece estupendo que la CGT no se subvenciones del estado. Así deberían ser todos.

      3.- ¿De verdad? Mira cómo estábamos antes y mira cómo estamos ahora. ¿Crees que han servido? Aparte, que yo sepa, nunca se habló de poner el IVA al 23%, pero vamos, que tampoco estoy de acuerdo con el 21%.

      4.- A mí tampoco me gustan las dictaduras, ni mi voto es un cheque en blanco. No me opongo a protestar, lo que no apoyo es la forma de hacerlo y creo que con una huelga general poco se consigue.

      5.- Sí, es un modelo desfasado y debería buscarse otras alternativas más eficaces para conseguir que los políticos y el Gobierno se hagan eco de nuestras reivindicaciones. Eso no tiene nada que ver con que renuncie a los derechos que la ciudadanía ha conseguido a lo largo del siglo pasado, mediante protestas y mediante las urnas. Una cosa es cuestionar la efectividad de una huelga general y otra es que esté o no de acuerdo con lo que se reivindica.

      Y bien, yo respeto tu derecho a ir a la huelga y tú sin embargo ya ves cómo calificas mi derecho a trabajar.

      Sí merece la pena la parrafada para cuestionar si sirve de algo parar un país o tal vez habría que buscar otras vías más efectivas.

      Saludos.

  • Pingback: 14N. HUELGA GENERAL « Cajón desastres()