Tag Archive for 'television'

Feliz día de Acción de Gracias, y si no, tiempo al tiempo

Feliz día de Acción de Gracias. Prefiero ir diciéndolo para acostumbrarme a que el 26 de noviembre se celebra tan señalada y emotiva fiesta universal. Es cuestión de tiempo. Me juego el pescuezo a que en un margen de entre cinco y diez años celebramos, religiosamente, ‘thanksgiving’. Pasará como con Halloween: “Es una fiesta bonita, con un mensaje enternecedor y que nos invita a ser agradecidos con nuestros hermanos”.

Celebrar Acción de Gracias supondría un día más sin colegio. O, de haberlo, sería un día dedicado a que los alumnos se escribieran mensaje de amor y cariño, a luchar contra el racismo, la desigualdad y el acoso escolar. Así, los profesores podrían agradecer un mes de diciembre memorable en el que, como este año, trabajarán 13 días y cobrarán por 60.

Les decía que el pavo de ‘thanksgiving’ llegará a nuestras mesas precisamente por eso, porque sabemos que lo típico es comer pavo. Las series de televisión y las películas nos han adoctrinado bien. Si nos acercamos a un alumno de ESO y le preguntamos: “Zagal, ¿por qué hacemos puente el los días 6, 7 y 8 ?” No sé yo si tendrían pajolera idea. Pero, si le preguntamos “¿qué se hace en el Día de acción de gracias?” Estoy convencido de que un gran porcentaje sabría responder. “Lo que hacen en la tele”.

Y, por si lo dudaban, Apple ya ha decidido exportar una de las tradiciones que acompañan al jueves más ‘gracioso’ de los USA: El Black Friday, descuentos a tutiplén.

En fin, gracias.

¿Qué pasó con la ficción después del 11-S?

¿Dónde estabas el 11-S?
Once de septiembre de 2001. Sólo al leer la fecha soy capaz de poner distancia con la caída de las Torres Gemelas. Fue hace más de ocho años y, sin embargo, parece que la turba corriendo por las calles de Nueva York nunca dejó de agitarse. Las imágenes están grabadas a fuego en la memoria colectiva: “La otra torre, Ricardo, la otra torre”, que diría Matías.

Fue el punto de inflexión en el que el hilo argumental de la Historia de la Humanidad cambió. Otro de tantos giros bruscos, violentos e inesperados para marcar en las páginas del Tiempo. La realidad cambió por completo. El miedo, el temor a la posibilidad, a que “ellos” estuvieran a nuestro lado viendo la televisión con nosotros, escuchando la radio, haciéndose los sorprendidos… Cuando en realidad “ellos” eran los culpables. Una fobia irracional, de buenos y malos, que nos trajo nuevas reglas, nuevos protocolos, nuevos enemigos.

La Realidad cambió. Y también todo lo demás.

Desde el 11-S las series de ciencia ficción han mutado a productos filosóficos que desmenuzan la vida basándose en supuestos “imposibles” pero ejemplarizantes. Ayer se estrenó el remake de ‘V’ en Estados Unidos. El primer fotograma del capítulo -mínimo spoiler, disculpen- es un pantallazo en negro con una pregunta rotulada en blanco: “¿Dónde estabas el 11-S?” Después de 45 emocionantes minutos llego a la misma reflexión que en otras ocasiones: El ser humano está aterrorizado y necesita contarlo.

‘V’ cuenta como unos visitantes llegan al planeta con mensajes de paz pero con intenciones de guerra. Nos pone a lagartos vestidos de humanos, imposibles de distinguir entre multitudes aturdidas y nos lanza el mensaje: “Cualquiera podría ser uno de ellos”.

Los “visitantes” de ‘V’ son los “otros” de la isla de Perdidos. Seres atemporales y científicos que pululan entre aturdidos pasajeros de un vuelo que no va a aterrizar en su destino. Sin saberlo llegaron a La Isla, el único lugar en el universo donde se puede decidir el destino del mundo. Un mundo que puede quedar reducido a la tripulación de la única nave espacial que consiguió escapar de la casi completa aniquilación del hombre: Galactica. Pero en esa nave, en la que día tras día se canta el nacimiento de un bebé como si fuera el último, hay robots con apariencia humana, los “cylons”, que están entre nosotros y tienen un plan…

 

El 11-S también nos creó la necesidad de Héroes, salvadores que un día descubren que podían volar, pintar el futuro o, incluso, viajar en el tiempo. Un tiempo que lo visualizamos antes de que pase con los ‘Flash-Forwards': 2 minutos y 17 segundos del 29 de abril de 2010.

Cómic, cine, videojuegos, literatura… Ningún arte se escapa de la onda expansiva. En todos los medios hay historias que hablan de enemigos infiltrados desde hace años entre nosotros, de las capas más altas a las más bajas de la sociedad. ‘V’ promete divertirnos, pero, una vez más, nos hace sentir inestables.

¿No les parece que todo esto es legen…wait for it…