Cultura sí; pero no tanta, hombre, no tanta

A mí esto de la Cultura no creas que me va mucho. Me va pero en dosis. Tú por ejemplo vas a Santiago de Compostela y te quedas con la imagen del Apóstol y el Botafumeiro y ya vas servido. Vas a Sevilla… la Giralda; a Granada… pues con la Alhambra ya incluso te sobra, que allí dentro de las murallas está que si el Generalife, que si la Sala de los Abencerrajes, que si el Patio de los Leones… ¡¡¡ pero qué más quieres !!!.

Pero vas al museo Thyssen, por ejemplo, y porque no te importa que la Tita esa todavía viva mejor a tu costa, pues un lío. Yo pensaba que no, porque cuando fui leí en unas plaquitas: Picasso, Velázquez, Goya… y lo primero que me dije fue: «Ya es casualidad que todos decidieran enterrarse aquí con estas lápidas tan chulas»; pero luego me dijeron que no, que no eran nichos ni lápidas, que eran cuadros y me monté una melé mental… ya ni sabía qué cuadro era ni de quien.

Yo pensaba que me había quedado con la esencia del museo y que si alguien un día me preguntara «¿Fuiste al Thyssen?», pues le diría todo ufano: «Sí, claro; allí están enterrados… ».

Pues no, ni uno enterrado allí, lo que están son sus obras y no sé quien dijo eso de «por sus obras los conoceréis», algún despistado fijo, porque yo… es que ni uno oye, ni uno llegué a conocer. Es que no es solo una o dos obras, ¡¡¡ que va !!!; allí fácilmente habrá, y tirando por lo bajo, pues entre 1.200 o 2.403, una burrada…

Y cómo tu coco va a asimilar tanta pintura, tanto cuadro, tanto colorido, tantas formas… imposible, pero imposible; aunque las estudies, aunque las chapes, como mucho como mucho, pero muchísimo, te quedarán 5 o 6, no más.

Y claro con 5 o 6, entre 2.403, adonde vas… a la nada, a la marginación cultural, porque siempre vendrá uno que te dirá: «Viste en el Thyssen el Díptico de Maerten van Nieuwenhove, de Hans Memling… », ¿van Nieuwenhove, van Nieuwenhove? que vasver que vasver o me ves cara de idiota…

Y entonces casi es mejor que en vez de decir que no sabes, comentar que el próximo mes vas a ir al Thyssen; pero en confianza, no lo hagas, porque aunque te chapes 224 o 744 aún te quedarían unas 1.700 y aún así alguien te preguntará si conoces «Paisaje con el descanso en la huida a Egipto, de Joachim Patinir, con técnica de… ». De verdad; en Sevilla, la Giralda; en Granada, la Alhambra, y en Santiago el apóstol y vas que chutas. ¿La cultura?, sí, hombre, sí, pero no tanta, no tanta.

.

LIBROS DE MANUEL GUISANDE

Rodribico (Edi Baia. Colección de 5 cuentos infantiles, castellano, portugués y gallego) Al fondo a la derecha (Edi. Cumio. Artículos, más otros del blog) y En tu línea (Edi Cumio)
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *