La operación Zarrías (I)

De Gaspar Zarrías no se sabe si ha resucitado tantas veces como ha muerto o incluso más. La última, en el pasado congreso federal del PSOE, donde su apuesta por Alfredo Pérez Rubalca vino a demostrar que Gaspar suele jugar con las cartas marcadas. Ganó, pero se tuvo que tragar varios goles en las listas al Parlamento y, además, no consiguió que algunos de los que habían estado en el movimiento contra Carme Chacón entraran en las candidaturas.

Desde ese momento empezó a fraguarse la ‘operación Zarrías’, una jugada a varias bandas que me han contado por distintas fuentes de la misma manera que ahora la cuento.

En vísperas de las elecciones del 25M algunas facciones dentro del PSOE empezaron a organizarse para repartirse lo que creían que serían los restos del naufragio. Buscaron alianzas en casi todas las provincias pensando, sobre todo, a cuatro años vistas. También tocaron Granada, aunque esto lo dejaré para la segunda parte.

José Antonio Griñán sabe que, durante la campaña, muchos de sus compañeros tenían la mente puesta en otra cosa. Hasta el mismo día de las elecciones.

La tarde del 25M, pocas horas antes de que cerraran los colegios electorales, el equipo de Griñán recibió una llamada desde Ferraz poco menos que para darle el pésame. Mientras el candidato socialista esperaba los primeros datos oficiales, un grupo tenía reservada otra sala en el mismo hotel. Dicen que el organizador fue el expresidente José Rodríguez de la Borbolla.

No esperaban otra cosa que el descalabro de Griñán para comparecer esa misma noche y proponer a la exconsejera Micaela Navarro como cabeza visible de una gestora. Por eso Griñán ha castigado a la jiennense dejándola fuera de su nuevo gobierno.

El secretario general de los socialistas andaluces aprendió aquella noche dónde tenía a los enemigos más peligrosos y se convenció de que en el inminente congreso del PSOE-A tenía que acabar con esta corriente aunque le costara salir elegido con un porcentaje menor.

Y en esas estaba, hasta que todas las provincias -salvo Huelva- empezaron a removerse en vísperas del cónclave que se celebrará en Almería. Y en la trastienda, Gaspar Zarrías, colocando a los suyos al filo del trampolín.

Por eso Griñán ha frenado la candidatura de Juan Manuel Fernández en Granada, para evitar que se le descolgara otra agrupación. Aunque no era nada improvisado y el problema de Juanma no fue precisamente que no le salieran las cuentas. Sencillamente, “llegó el comandante y mandó parar”.

Así que se nos acabó la diversión.

en twitter @quicochirino

6 Comentarios

  1. Paco Álvarez, Juanma Fernández, Antonio Martinez Caler y Pepe Giralte han trabajado duramente para intentar tener la mayoría de Granada pero no se han encontrado el calor y el apoyo que esperaban. Creían que habían apoyado a Teresa para que les cuidara su cortijo y que volvían cuando quisieran o cuando perdieran sus puestos institucionales y se han equivocado.Teresa les ha demostrado su fuerza, su coherencia y su forma de hacer política cercana y seria, lo que le ha traido apoyos mayoritarios de las Agrupaciones. Caso cerrado por ahora. La vida política es larga y en breve estaremos en el Congreso Ragional y provincial y veremos los posicionamientos tácticos y a largo plazo.

  2. Que yo sepa, las únicas demostraciones de fuerza y coherencia de Teresa han sido para decapitar cabezas cuando se han puesto enmedio. Ha estado muy muy quieta para salir en las fotos de las inauguraciones, y ha soltado muchas muchas obviedades en las poquitas charlas e intervenciones sin aportar nada, ni nuevo ni útil para el cambio que el PSOE, en general, y concretamente en Granada, necesita con urgencia máxima.

    1. Hombre, tan poco es para tanto. Yo la escuché decir: “Amigooh y amigaah, compañerooh y compañeraah, militanteeh y militantaah… y miembrooh y miembraah, y andaluceeh y andaluzaah y… No es para tanto,hombre; no, no es para tanto.

  3. Aquélla que nos ha llevado a perder con rotundidad todo el ciclo electoral; aquélla que hizo como nunca se ha hecho caso omiso a las propuestas y sugerencias de la militancia para confeccionar las listas electorales; aquélla que nos ha llevado a la mayor pérdida de peso político y poder en el gobierno de la Junta de Andalucía; aquélla que nos guió por la senda de la derrota en el congreso federal del partido y perdió; aquélla que ha permitido que la organización en la provincia haya profundizado aún más en su letargo y falta de dinamismo y entusiasmo; aquélla responsable de la etapa más amorfa, insulsa y gris de la historia reciente del partido en la provincia, pretende continuar imperando para llevarnos a la catástrofe total, con la aquiescencia y el apoyo del secretario general regional. La ilusión y la esperanza que comenzó a reactivar la militancia con la victoria del nuevo secretario general nacional, Pérez Rubalcaba, se está viendo apagada por la falta de reacción y correspondencia de nuestra dirección regional y provincial.

  4. Yo me pregunto: Teresa no era de Zarrias??? Estará jugando con Griñán igual que lo hizo en el congreso federal??? Parece ser que aquí lo único que importa es caer de pie e intentar que no le muevan el sillón… Las dos caras de la verdad??? Cuál veremos???

  5. Me dicen que el bueno de Juamma lo pasará mal si llega a enterarse de la “poca estatura” moral de alguno que, al parecer estaba con él y ahora va diciendo -a quien in-teresa- que está muerto -políticamente hablando,claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *