Donde pidieron a Pepe enviaron a Diego (Valderas)

El alcalde se reúne con el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, en el Ayuntamiento de Granada.

A veces, cuando uno escucha estas cosas, no tiene más remedio que pensar que el PSOE se lo hace. Porque políticamente no se puede ser más torpe.

Tres años lleva Torres Hurtado socilicitando una entrevista con José Antonio Griñán, que solo ha tenido tiempo para coincidir con el alcalde en algún bolo. La última ocasión -e incluso despiertos-, en la presentación de la memoria del Consejo Consultivo.

De haberse sentado los dos a la misma mesa no habrían llegado a ningún acuerdo. Eso por descontado.

Pero por cada día que pasa sin darle audiencia, Griñán concede 24 horas más de discurso a Torres Hurtado, que hace tiempo que se percató de que contra la Junta se vivía mejor y se ganaban más votos.

Donde pidieron a Pepe mandan a Diego, y finalmente la cita será con el líder de IU. Es como si Griñán solicitara una reunión con Torres Hurtado y le enviara a alguno de sus ocho tenientes de alcalde.

Aunque sirviera de poco, al menos Manuel Chaves sé se sentó en varias ocasiones con Torres Hurtado. La última vez, pocos meses antes de marcharse a los madriles para hablar de la Universiada.

En realidad, la entrevista no la ha pedido el alcalde de Granada. Ha sido el propio Valderas quien propuso la visita institucional; quizás porque los jugadorés de dominó, que tienen pinta de bonachones, ignoran que la política se parece más al póker y se gana haciendo trampas. El caso es que Torres Hurtado se sintió en ese momento como el que se descarta un tres de picas y le reparten un comodín.

La reunión no durará más de media hora, dirán que ha sido un encuentro fructífero y agradable, Valderas pensará que se va por la puerta grande y le habrán metido los toros en el corral.

Porque el vicepresidente de la Junta no tiene capacidad para resolver ninguno de los asuntos que están pendientes. Ni siquiera el metro, pese a que esté teóricamente en su ámbito de influencia.

En cambio, Valderas tendrá que dar su palabra.

Sin saber que al mismo tiempo le estará entregando su palabra a Torres Hurtado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *