Susana y se acabó

Suenan voces atronadoras, diríase que cuasi unánimes, que piden a Susana Díaz que se haga cargo de los restos del PSOE. Hasta mi vecino me lo ha comentado hoy en el ascensor cuando bajábamos al garaje:

-“Hará calor hoy.
-Yo lo que pienso es que Susana tendría que ser la secretaria general”.

Es un no parar.

Muchos dicen que la presidenta andaluza sería la mejor persona para dirigir el partido. Probablemente, Susana también sería una buena presidenta del Betis, una diligente hermana mayor de la Esperanza de Triana y la mejor para poner orden en su comunidad de vecinos. Y aunque ninguno de estos puestos sea incompatible, no parece que alguien que dirige la Junta tenga tiempo para encargarse de tan altas responsabilidades.

De momento, lo que se sabe es que Susana Díaz ha dicho en público que, a día de hoy, su compromiso pasa por Andalucía. No sabemos si también el lunes.

Al fin y al cabo, la palabra muere donde empieza la ambición.

Comparto que la líder andaluza sería una buena secretaria federal si se dieran otras circunstancias. Pero ocurre que también se dan las mejores circunstancias para que lo sea.

Voy a contar el relato que me cuentan de lo sucedido; y de lo que vendrá.

El lunes, Alfredo Pérez Rubalcaba impone su cargo y sus competencias estatutarias para convocar un congreso previo a las primarias, pese a que la mitad de su ejecutiva -otros dicen que, incluso, la mayoría- reclamaba el orden inverso.

En ese momento, los aspirantes a las primarias intuyen que si alguien se hace con las riendas del partido será también el candidato.

Es Eduardo Madina el que hace un sondeo el martes por la noche y, el miércoles, sobre la marcha, pide un cónclave abierto a la militancia. Todo pasa por forzar el artículo 34 de los estatutos, como hicieron en Galicia.

El aparato no puede oponerse al planteamiento de Madina, pero tiene que desactivarlo.

Y ahí es donde sitúan a tres personas: el exministro Pepe Blanco, el andaluz Gaspar Zarrías y otro miembro de la ejecutiva, Antonio Hernando.

Yo tengo dudas de que verdaderamente estén detrás; probablemente estén delante.

Entre ellos, con José Antonio Griñán como avanzadilla, habrían movilizado a ese grupo coral que el jueves salió pidiendo el auxilio de Susana.

Curioso, que alguien que ha hecho bandera de la igualdad termine manejada por ‘barones’.

¿Qué pasará a partir de ahora? El entorno Eduardo Madina y Pedro Sánchez pronostican que el lunes la ejecutiva federal volcará la propuesta de un militante, un voto.

Será entonces cuando Susana Díaz tenga que demostrar si pesa más su ambición o su palabra.

6 Comentarios

  1. Susana muy buena; pero debe estar aún en Andalucía un tiempo prudente para dar cosas buenas que necesita toda Andalucía ahora——–!!!

  2. Los “principales” partidos en Andalucía apuestan por lo mismo, personas con experiencia profesional exclusivamente en la política, formación seminula, y único mérito es navegar de maravilla en la estructura del partido desde la adolescencia, ya que su profesión exclusiva ha sido y es la politica, algo que, con la que esta cayendo, nos descoloca a a los afortunados que trabajamos y cotizamos y creo que aún más a los 6 millones de parados que esperan de la casta que nos gobierna soluciones a la crisis devastadora que nació en gran parte de la mala gestión política de esos mismos que siguen cobrando excelentes sueldos.
    ¿La esperanza de España es alguien que gobierna sin elecciones la comunidad de mayor paro, con un equipo de gobierno sobre el que recaen sospechas de haber montado una estructura organizada de latrocinio con los ERES y cuyo valor es, en un contexto de abstención mayoritaria, haber semisalvado los trastos, a pesar de haber perdido cientos de miles de votos, frente al único rival que consideran de peso?.
    Esto nos hace pensar a muchos que estamos inmersos en un régimen político, la partitocracia, que se mueve de juegos de poder entre familias dentro de estructuras que sólo buscan mantenerse en el mismo y que por esa misma forma de mantenerse fomentan las alianzas que, una vez creadas, son las que por su estructura de “famiglia” al modo de la cosa nostra, terminan por fomentar y sostener la corrupción, por lo que la partitocracia se suele convertir en cleptocracia, ya que hay cientos de miles de personas cuya única salida profesional depende de los cargos y los sueldos que usan los diferentes partidos, no solos los puestos electos, sino las asignaciones digitales, en los que enganchan y saltan de uno a otro de por vida

  3. Los méritos que se le atribuyen en estos dias a la lideresa a mi me parecen desméritos: Nula experiencia profesional fuera del partido, (milita desde casi la pubertad), avalada por Viera (imputado por los EREs), derecho x UNED siendo cargo electo en 10 años, controla las cocinas de su partido con mano firme, candidata a dedazo, sin primarias de verdad (bloqueando a los adversarios con los avales sin reconocer la posibilidad de aval digital), presidenta sin elecciones de la comunidad líder en paro y en corrupción, demagoga (promete que luchar contra las camarillas de corruptelas y apoyar a la justicia y no lo lleva a cabo) y el mérito actual, que ha “ganado “las europeas, quien ha ganado por goleada y mayoria absoluta es la abstención, PP y PSOE pierden cientos de miles de votos, han “ganado” propuestas que recogen lo que la población desea, fin de la casta, el nepotismo, la partitocracia y la política como profesión y en Andalucía han salvado los trastos ( un cuarto de los votos de España) gracias al voto del clientelismo de tres décadas de “comprar” voluntades: el PER, el enchufismo digital, el control de canal sur, radio y prensa y la infiltración en la Sanidad, la Universidad, la Educación, las asociaciones ciudadanas y las vecinales, con lo que hay una base de voto “cautivo” que hace que sean difícilmente desplazables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *