Las primarias y los de siempre

El PSOE hace dos décadas que no gana unas elecciones en Granada; según reza la leyenda, desde que Antonio Jara se afeitó la barba.

En política, depende de para qué cosas, sucede como en el tango, que veinte años no son nada. Lo digo porque la agrupación socialista de la capital está dirigida por otros, pero pretenden controlarla los de siempre.

Que te cuelguen la etiqueta de los ‘de siempre’ no es necesariamente negativo. Por ejemplo, Felipe -que como él vaticinó cada vez se parece más a un jarrón chino- es uno de esos líderes sempiternos que aún conserva la clarividencia que nos falta al resto para comprender a Pujol. Y en Granada, que viene a ser nuestro ámbito federal inmediato -por usar términos modernos-, hay alguno que ocupó su primer sillón cuando los leones del Congreso eran dos gatos.

Es obvio, pero no es lo mismo ser los que siempre ganan que los que siempre pierden.

Durante veinte años, el argumento para justificar los descalabros electorales socialistas ha sido la fuga de concejales en el grupo municipal, que tras confirmarse la derrota atravesaban el primer puente de plata hacia otro cargo o -rara vez- hacia su casa.

En realidad, el único que hasta ahora ha cumplido voluntariamente lo que dijo ha sido Javier Torres Vela.

Y ahora, que por primera vez el candidato que perdió se quedó, igual que el resto de concejales, lo que antes se consideraba mérito suficiente para repetir, en esta ocasión se ha convertido en un handicap. Quizás porque alguien haya comentado en alguna reunión interna que ha llegado el momento en el que los ‘de siempre’ den un paso atrás.

Paco Cuenca ha fiado todo su futuro político a las primarias y, en realidad, es el mayor interesado en que la agrupación vote. El voto interno depura los egos y delata las envidias.

Las primarias de Granada son -por ahora- cuestión de dos, aunque un grupo intenta convencer a una tercera aspirante.

Ni mucho menos están resueltas de antemano. Luis de Haro reúne méritos y experiencia suficientes para optar a la candidatura y hay algunos compañeros que no terminan de ver clara la opción de Cuenca.

Si -extraoficialmente- Paco es la propuesta de la ejecutiva local, Luis lo es de la provincial; aunque puede que ellos no lo sepan.

Falta por ver si, en esta ocasión, Susana Díaz se quedará al margen o será neutral.

Que no es lo mismo.

3 Comentarios

  1. Solo por la frase “El voto interno depura los egos y delata las envidias” merece la pena leer este psot, porque de egos y envidias esta lleno el mundo y no te digo ya la esfera politica que con una mano anuncia grandes planes y logros y con la otra engaña descaradamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *