El mitin y el picnik

Susana Díaz reunió el sábado en Granada a 4.000 personas y, al menos, otros tantos selfies.

Hace años, el personal iba a los mítines del PSOE a cantarle a Felipe que quería un hijo suyo o a pedirle a Alfonso que diera caña. Ahora, lo que se estila es hacerse un selfie con Susana, aunque algunos deberían percatarse de que no todas las caras resisten un primer plano. Y mucho menos todas las jetas.

Circula un documento con la lista de autobuses para el acto del día 21.

image

 

Desconozco si es cierto, pero los números encajan y, sobre todo, si no es verdad podría serlo.

Pocos partidos -por no decir ninguno- tienen en estos momentos en Andalucía una capacidad de movilización organizada como el PSOE de Susana Díaz.

Pero, fíjate, que la movida tenía supuestamente trampa: el picnik.

Reconozco que llenar 115 autocares tiene su mérito, aunque se recurra al papeo, incluso, gratis. Salvo que sea a base de periodistas, claro está.

Pero a los mítines con picnik les sucede como a las penas con pan, que son más llevaderos. No entiendo cómo la ley electoral prohíbe las inauguraciones y la publicidad y no ha legislado convenientemente el uso y abuso del piscolabis como estrategia para atraer el voto.

En mi caso en particular, me vendería mucho antes al mejor perol que al mejor postor.

Y una bolsita de picnik es una provocación.

Uno se imagina en su interior una tortillita como la de la foto del 74 en los pinares de Oromana, y dos huevos duros, como remataba sus discursos Alfonso Guerra.

A ver si se esteran. Que en Andalucía no nos hace falta que nos enseñen a pescar, como piensa alguno. Que aquí el que pase hambre es porque no quiera ir a un mitin.

 

en twitter @quicochirino

5 Comentarios

  1. Lamento tener que contradecirle, lo de los autobuses para ir a los mítines es viejo, tan viejo que lo hicieron desde la primera legislatura y lo de alimentar a los asistentes también. Solo cambia que antes se le llamaba bocadillo y ahora picnick, debe ser que ahora dan algo más.

    Recuerdo un mitín de Felipe González ( creo que el primero o uno de los primeros) en Alcázar de San Juan y a falta de mejor local, lo hicieron en el campo de futbol ( ahora polideportivo), lleno de autobuses de abuelos de las provincias de Ciudad-Real y Toledo, para convencerles de que si ganaba “la derechona” les quitarían las pensiones.

  2. Lo del picnik es totalmente mentira. Muchos fuimos los que cogimos esos autobuses y cuando termino el acto volvimos a coger dicho autobús para volver a nuestra casa. Quienes nos paramos, porque el trayecto de vuelta a casa era largo, tuvimos que pagar nuestra comida de nuestro bolsillo.

  3. Me parece increíble la manera de falsear un acto, quien te haya pasado esa imagen miente como un bellaco/a puesto que yo fui en un autobús a ver a Susana Díaz y no me dieron ninguna bolsa de picnic ni me pagaron el desayuno ni nada de nada… esto es como el refrán ese de miente que algo queda… y esa imagen es tan falsificable por cualquiera que da risa y sino dame un email y te mando una igual pero sin el picnic.
    De todas formas tampoco creo que si te dan un bocata y una lata de refresco sea como para perder la cabeza y pegarte una “jartá” de kilómetros para venir a un mitin desde Huelva… más seriedad o ¿es que no tienes material para hacer mejores artículos?

  4. En cuanto dejas de escribir de Santa Fe se llena el blog de gente quejandose y criticar. El tema del picnik es muy serio, porque hay gente que no va a los mitines ni aunque los invitaran a cocochas o a langostinos y no me refiero a ningun expolitico de la diputacion, que conste.
    Por cierto, querido Chirino, resulta qde protección especial de la vega a suelo para urbanizar

  5. Resulta que entre tanto follon que ha habido en santa fe, algun concejal accidentalmente gilipuertas aprobó la recalificacion de unos terrenos “de protección especial de la vega a suelo para urbanizar”. Todo esto cuando se hacen la foto algunos para defender la vega y poner cara de que les importa el medio ambiente y todo eso, pero luego a la chita callando hacen unos apaños de los que casi no se entera nadie en santa fe. hasta que habla ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *