El PSOE, trece años después

El miércoles 13 de abril por la noche trascendió que el juez dejaba al diputado provincial de Deportes a las puertas del juicio. Al quinto día de que se complicara su situación procesal, Mariano Lorente dejó su acta de manera “voluntaria”; aunque hasta hace unas horas no tuviera la voluntad de hacerlo.

El exalcalde de Iznalloz ha repetido el patrón de su medio paisano José Torres Hurtado; que primero reiteró su inocencia, después dijo que resistiría cual “tío de los Montes” y cinco días después dimitió; que es la capacidad de aguante que -según lo visto- se da en dos de cada par de políticos de los Montes Orientales en apuros.

Si Mariano no hubiera sido diputado provincial o si el PSOE no hubiese estado a las puertas de recuperar la alcaldía de Granada, probablemente ahora seguiría como concejal de Iznalloz -que de hecho sigue-, como alcalde o, puestos a imaginar, como gerente de un consorcio. El de transporte metropolitano, por ejemplo.

Aunque tampoco eso signifique que su futuro judicial se vaya a despejar a corto plazo ni que su partido conociera desde hace meses los enredos que han trascendido; incluso los que no se han contado.

Pero llega el jueves 5 de mayo -todo lo acontecido gira alrededor del cinco- y acaba este folletín de dimisiones y cohabitaciones entre algún que otro propio y bastantes extraños.

El PP perdió la negociación antes de empezar a negociar y, salvo que el Asador de Castilla abra a la hora del desayuno, Paco Cuenca se convertirá en alcalde de Granada después de 13 años de gobierno; que en un primer momento fue del PP y al final de Torres Hurtado.

5 Comentarios

  1. Pues si, el endiosamiento que se alcanza en la política entendida como poder sobre los demás es algo que tarde o temprano acaba engullendo la parte sapiens de estos humanos para eructar homínidos nada evolucionados del estadio cazador-recolector. Realmente no hacen falta estos mercaderes en la cosa pública.
  2. Que el PP no vaya por ahí llorando como mujer lo que no supo defender como hombre. La culpa no es de P. Cuenca ni de L. Salvador. Han perdido la Alcaldía de Granada por los enfrentamientos personales entre Pepe Torres y Don Sebastian. El primero ya se ha ido. Al segundo le huele el culo a humo.
  3. Chirino, creemos que ya va siendo hora de que te ocupes en profundidad de los asuntos judiciales en los que está implicado Don Sebastian, que es un actor político de primera fila. En este tema estais pecando de prudencia y nos tenemos que enterar por otros periódicos foráneos.
  4. La señorona Teresa que quiso cargarse al que hoy es alcalde de Granada que no se de tantos golpes de pecho ahora porque tanto ella como el mediocre del sr Rueda son los culpables de los resultados electorales en Granada y la capital respectivamente y lo solucionan volviendo a poner a los mismos ineptos en las listas al congreso y Senado, eso si, lo han aprobado en un Comité Provincial tras escuchar la opinión de los representantes de las asambleas locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *