Perder el suresnes

Los americanos parecían convencidos de que Donald Trump podría presidir la Casa Blanca hasta que se percataron de que un hombre que tiene más pelos que ideas en la cabeza sería el encargado de custodiar el maletín nuclear.

Los socialistas le entregaron a Pedro Sánchez hace dos años el ‘nuclear football’ del partido pensando que se limitaría a llevar el portafolios de un lado para otros sin atreverse a abrirlo. Que sería un maniquí con porte, un chisgarabís sin aspiraciones.

El lunes, después de otro descalabro electoral, Pedro Sánchez decidió abrir el maletín y desencadenar la guerra fría.

Susana Díaz ha convocado de urgencia su comité director para el jueves; aunque para entonces es probable que hasta los buitres hayan volado del campo de batalla.El simple anuncio ha servido para que algunos se recoloquen junto a la lideresa. Aunque hay otras agrupaciones que siguen siendo ‘pedristas’; como la de Granada capital -o al menos su secretario general-.

El plan era otro. Provocar el sábado una gestora en el comité federal. Poner al frente a un barón sin grandes pretensiones; tal vez al presidente asturiano, Javier Fernández. Y dejar pasar el tiempo.

Compresibles son las aspiraciones de Pedro Sánchez, que no quiere limitarse a portearle el maletín a Susana Díaz. Y razonable el temor de algunos a que el secretario general haga estallar el ‘nuclear football’ dentro de Ferraz.

Pero la solución del PSOE ya no está únicamente en sus manos.

Ahora buscan el norte; pero hace tiempo que los socialistas perdieron el suresnes.

3 Comentarios

  1. A parte de todo lo que ya he dicho en otros comentarios, creo que el problema del PSOE es que no se refundó. Cambiaron la cabeza y algunos y algunas de los de siempre se fueron por propia voluntad (o eso dijeron) pero ni el partido ni las ideas se refundaron. Y ahora intentan meter “sus ideas” a modo de cuña entre Ciudadanos y Podemos. Que, todo hay que decirlo, no les han dejado nada de espacio y encontrar una cabeza de partido que les reconstruya el resto del cuerpo. ¡Y todo esto a poco más de un mes de las elecciones! Jooolines: a su ángel de la guarda se le ha ido la mano con las drogas estas vacaciones…

  2. El problema del PSOE es la cantidad de poder que le han dado a los ni-nis, gente que en ni ha terminado los estudios, ni ha trabajado fuera del partido. Ejemplos, empezando por la presidenta de la junta siguiendo por su toda su camarilla. Todos prototípicos: jóvenes, simpáticos, modernos en el vestir pero todos con el mismo CV: Mucho pasilleo de partido, correveidiles y con grandes tragaderas. En fin, una pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *