Tag Archive for 'Luciano Alonso'

Un presupuesto sin dinero

El consejo de gobierno de la Junta ha aprobado esta mañana el presupuesto para 2013. Aunque ahora negará que han existido problemas -internos y externos- ha dejado bastantes evidencias por el camino. De entrada, retrasar excepcionalmente la reunión de los martes para cuadrar a martillazos un presupuesto cuyo principal inconveniente es que no tiene dinero.

Esta tarde volverá a representarse ese invento de llevar por las provincias un presupuesto que no está provincializado.

La Junta repetirá esa ceremonia de distribuir a sus consejeros para disfrazar la evidencia con palabras que nadie entiende. Y como ahora no hay consejero de la tierra, por aquí vendrá el malagueño Luciano Alonso, que dicho sea de paso ha barrido para Granada más que muchos dirigentes que cobran porque les votaron los granadinos.

No puede ser de otra manera. Habrá grandes partidas de gasto que se agotan en mantener los servicios públicos, que no es poco. Solo el 3,4% se dedica a inversiones mientras que el personal se lleva la tercera parte.

(Abro paréntesis malicioso: Curioso que pese a recortar teóricamente la estructura y el número de delegaciones a la mitad, el gasto de personal solo se reduzca un 8,3%).

Si sobra dinero se salvará algún proyecto simbólico en cada provincia.

En el caso de Granada, no más del metro o el nuevo Clínico. El primero financiado por un préstamo del Banco Europeo y el segundo pendiente de la inversión privada.

Como me dice una persona que es más sensata que política, a los delegados de la Junta les toca gestionar tiempos difíciles. Y, además, no tienen excusa, porque el agujero financiero del gobierno andaluz lo ha generado el PSOE. Aunque haya sido el PP desde el Gobierno central el que haya cerrado el grifo del déficit.

Ya tenemos presupuesto que llaman continuista. Aunque no haya dinero para continuar con muchas cosas.

Los delegados provinciales sí serán granadinos

En momentos políticos como el que nos ocupa es cuando los periodistas escribimos perogrulladas del tipo: “Griñán elige un gobierno de su confianza” o “Un equipo muy griñanista”. La noticia sería que el presidente de la Junta se rodeara de gente a la que ni siquiera le dirigiera la palabra. Me refiero al principio, que al poco tiempo puede suceder que no se hable con alguno de los consejeros ni por el whatsApp.

A Micaela Navarro -que diga a las pruebas- me remito.

En realidad, esos titulares aparentemente obvios encierran el intríngulis de lo que está sucediendo en el PSOE andaluz. Griñán quiere acabar con los reductos del ‘chavismo’, del ‘pizarrismo’ y del ‘zarriísmo’, que vienen a ser igual sin ser lo mismo. Por eso ha hecho un gobierno donde las cuotas que se han cubierto han sido las suyas -y las de Izquierda Unida, se entiende-.

Entre los currículos de los consejeros la única mención a Granada es que María del Mar Moreno estudió Derecho en su facultad.

Griñán no ha contado con la ejecutiva provincial -o la ejecutiva no ha tenido acceso a Griñán, según se mire-. Pero el presidente tampoco ha consultado a otras agrupaciones.

Uno de los nombres más repetidos en las quinielas ha sido el de María del Mar Villafranca, tanto que en el entorno de la Junta dieron por hecho que podía estar dentro. Otros me dicen que fue una opción que ni siquiera existió.

¿Por qué? Una de las primeras decisiones que tomó Griñán fue mover a María del Mar Moreno a Educación para dejar libre Presidencia y facilitar el traslado de Susana Díaz, aunque parece que la sevillana se resistió hasta el final a dejar el control del partido. Cultura iba a integrarse en Educación, pero el viernes se mantuvo por separado para encajar a Luciano Alonso.

Por lo tanto, en estas cábalas no se manejó en los momentos decisivos ningún nombre granadino.

Puede que sí se especulara con alguno para la Consejería de Justicia. Tengo la sensación de que este hueco no se cerró hasta horas antes de la rueda de prensa. Entre las opciones puede que se sondeara a algún juez o fiscal vinculado a Granada. O que Griñán se planteara en algún momento repescar a personas como Begoña Álvarez o Ángel Gallego.

Todo pudo suceder pero lo que ocurrió al final fue que Granada se quedó por primera vez en 30 años sin representantes en el gobierno andaluz.

Aunque parece que se confirma que alguno de los delegados provinciales sí será granadino.

Tropezar con la misma (primera) piedra

Este fin de semana estaré en Sevilla. Y como el Betis juega fuera de casa no tengo mejor cosa que hacer que meterme en el congreso del PSOE. Peor sería tener que trabajar.

Así que contaré lo que suceda y -si se diera el caso (ojalá)- me callaré las cosas que no se puedan contar.

La expedicción granadina se ha declarado chaconisa, aunque algunos todavía tienen dudas.

Normal. Si estuviera claro cuál de los dos candidatos saldrá victorioso nadie tendría dudas.

Solo se lo piensan más de la cuenta los que suelen apostar a caballos ganadores. Aunque en este congreso, jugar a no perder no es lo mismo que ganar. Algunos saben por qué lo digo.

Está circulando entre los socialistas y el público influyente (me refiero a mí) una encuesta de móvil sobre Rubalcaba o Chacón. Iba ganando Rubalcaba, aunque mi voto no ha sido determinante, ya que he apoyado al alcalde de Jun, que nos da más titulares. Y para que quede prueba de mi posicionamiento me gasté hasta los 15 céntimos en el ‘esemese’ en lugar de enviar un whatsapp.

Hoy se han reunido los delegados granadinos en Torre de la Pólvora y la secretaria provincial, Teresa Jiménez, ha propiciado un pronunciamiento.

Granada es de Chacón, aunque el voto es secreto y en la soledad de la cabina cada uno decidirá por sí mismo.

Y nada más pasar el congreso empezará la campaña, si es que acaso no estamos ya metidos en el fango.

El lunes, el mismo día que se convocaron las elecciones, el consejero de Turismo, Luciano Alonso, colocó la primera piedra del Estadio de la Juventud.

Recupero la información que yo mismo publiqué el 18 de enero de 2008, en un escenario calcado al de ahora pero en la antesala de la anterior campaña. “El Estadio de la Juventud se convertirá en el gran complejo deportivo de Granada”. “La Junta saca a concurso las obras con un presupuesto de 35 millones. Las instalaciones reabrirán dentro de tres años…”.

Nos pasamos la vida haciéndonos trampas entre los mismos.