[*] Torres Molina/Archivo de IDEAL

Esta foto cumple ahora 55 años y, como ven,  el problema del tráfico en la ciudad comenzaba a ser preocupante.  Coches y motos por doquier buscaban un lugar donde aparcar y, a falta de garajes,  recorrían manzanas enteras en su búsqueda. Uno de los lugares más cómodos, era la plaza del Carmen, donde el estacionamiento estaba limitado a una hora. A pesar de eso,  la tarea de búsqueda de un lugar donde dejar el coche se complicaba más cuando llegaban los autobuses cargados de turistas… entonces era misión imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *