Hace 40 años que la provincia se despidió de sus tranvías. Su desmantelamiento definitivo comenzó el día 19 de enero de 1974, cuando dejó de prestar servicio el añorado tranvía de Sierra Nevada. Tras él y en unos días, dejaron de prestar servicio las líneas de Dúrcal y Pinos Puente, sacrificadas por estar muy viejas y porque habían dejado de ser rentables por la feroz competencia de los autobuses. Según una información publicada en IDEAL, FEVE, la empresa responsable de los tranvías, aseguraba que el levantamiento de la vía de la Sierra obedecía a que unos ocho kilómetros del trazado discurrían por la zona de las obras de la presa de Canales. Para salvar la línea se planteó la construcción de un túnel pero era tan caro, que no hacía rentable el trayecto. No eran más que excusas.

Tranvía de Sierra Nevada
Tranvía de la línea de Granada a Sierra Nevada a su paso por el pantano de Canales. Cedida por José Manuel Fernández

 

Aquel día, muchos granadinos acudieron a despedirse de su tranvía e hicieron el recorrido entre aplausos.

portada_tranvia1 portada_tranvia2

El 14 de febrero, hace cuarenta años, dejaron de funcionar las líneas de La Zubia y Fuente Vaqueros. Granada se despedía de sus tranvías tras casi tres cuartos de siglo de existencia.

740215_portada

7 Comentarios en Adiós al tranvía

  1. Lo de quitar los tranvías en Granada fue una estafa al pueblo granadino. Cuarenta años después estamos sufriendo por implantarlos de nuevo en la ciudad. Nos dijeron entonces que era un transporte obsoleto, que lo moderno eran los autobuses, fuimos engañados como chinos.

  2. Tuve la suerte de nacer en Granada, siempre fuimos al rio genil para poder pasar el dia bañarnos y comer etc.
    Este tranvia fue para el poco lujo que teniamos una posibilidad para poder pasar unos dias magnificos.
    La ciudad de Granada dijo adios a su tranvia.
    yo desde Francia y despues de tanto años le digo adios y Gracias.
    José-Luis

  3. Lo ví, me subí, lo saboreé, e inclso siendo un chiquillo, vivía con mis abuelos frente a la Maritoñi, en la Carretera de la Sierra, lo veía pasar desde el colegio. Fuí hasta el Charcón en él. Lo veía salir del Paseo de la Bomba, a diario, cuando me reunía con mis amigos en La Cruz de los Caídos. Tenía un bar, con olor a antaño, una señora que tenía un carro con chucherías, y tuve el atrevimiento de entrar una vez clausurado a los talleres, que aún conservaba el fluído eléctrico, entrar en las unidades motrices, en las remolcadas y vivirlo. Pero todo lo que empieza tiene un final, y no fue un final feliz. Su declive dió paso a los ruidosos y contaminantes motores de los autobuses, irracionalidad para unos tiempos que parecieron felices, pero que sucumbieron a un falso bienestar de futuro. Hoy día los paises mas adelantados aún los conservan, ¡que lástima y que error!, espero que nos haya servido de lección

  4. Eso paso hace cuarenta años.Los politicos de hoy se van a gastar 300 millones de euros en el nuevo(CINCUENTA MIL MILLONES DE PESETAS)y no saben si sera rentable, a ellos les da igual si no funciona pues se para y ya esta.Tiramos 300.000.000 millones de euros y no pasa nada.Rentable no sera de ninguna manera y sino al tiempo,aqui esta escrito,pero no habra ningun politico que vaya a la carces por gastarse 300.000… de euros.Todos los responsables de estas acciones tencrian que ir a la carces de por vida.
    Si todos nos unieramos se harian leyes que todos necesitamos para que esta ornada de politicos ineptos ,primero no mandaran mas en ningun sitio y despues dieran con sus huesos en la carcel par siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *