El 27 de marzo de 1954 la Oficina Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores hizo pública una nota que decía: «El Gobierno tiene la satisfacción de comunicar al país que ayer, día 26, han salido de territorio de la Unión Soviética, rumbo a España, 286 españoles que se hallaban internados en Rusia desde la última gran guerra mundial. Se cree que el contingente principal de estos repatriados es de combatientes de la gloriosa División Azul». Los repatriados embarcaron en el ‘Semíramis’ rumbo a Estambul, donde recibieron atención médica, ropa y alimentos. Radio Nacional leía una y otra vez los nombres de los «hermanos liberados del cautiverio en las estepas rusas» entre los que se encontraban varios granadinos a los que su familiares incluso habían dado por muertos: Antonio Izquierdo, de Purullerna; Cecilio Laborda, José López García, Joaquín Mallada de Moreda; Antonio Moreno, de Moclín, Francisco Rosaleny… uno de ellos, Diego Bailón dejó a su esposa embarazada y a su vuelta conoció a su hija de doce años. El 24 de abril el ayuntamiento les entregó la Medalla de Plata de la ciudad.

Manuel Sola, alcalde de Granada, junto a otras autoridades municipales, se fotografían junto a los seis granadinos repatriados de Rusia donde permanecían detenidos desde el final de la Segunda Guerra Mundial. 24/04/1954 Torres Molina / IDEAL
Manuel Sola, alcalde de Granada, junto a otras autoridades municipales, se fotografían junto a los seis granadinos repatriados de Rusia donde permanecían detenidos desde el final de la Segunda Guerra Mundial. 24/04/1954 Torres Molina / IDEAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *