Todos tenemos un juego. Quizá ahora nos hemos vuelto demasiado aburridos como para pensar en divertirnos un rato con uno. Pero si echamos la vista atrás y recordamos nuestra infancia o juventud seguro que nos encontramos con alguno. Vale la comba, la rayuela, las cartas Magic, el cinquillo, el ajedrez, el psicólogo, Super Mario Bros, Monopoly o cualquiera que se os ocurra.

El mundo está lleno de juegos que nos hacen disfrutar. Y, por alguna extraña razón, tendemos a arrinconarlos con el paso de los años al considerarlos una “cosa de niños”. Por eso, desde aquí les vamos a abrir la puerta a los juegos y a ir construyendo un pequeño hueco en el que encontrar el juego perfecto para cada momento.

Yo tengo el mío y seguro que a alguien le sonará. Se trata del ‘Duck Hunt’, que es comunmente conocido como el videojuego de matar patos con la pistola roja que venía con el Super Mario Bros de la consola NES. Con él me aficioné a disfrutar de los juegos y comencé a acumular una larga lista de títulos con los que pasarlo bien.

duck-hunt

Todo vale. Así que te invito a compartir tu juego favorito con nosotros. ¿Cuál es el tuyo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *