Todos tenemos un juego

Todos tenemos un juego. Quizá ahora nos hemos vuelto demasiado aburridos como para pensar en divertirnos un rato con uno. Pero si echamos la vista atrás y recordamos nuestra infancia o juventud seguro que nos encontramos con alguno. Vale la comba, la rayuela, las cartas Magic, el cinquillo, el ajedrez, el psicólogo, Super Mario Bros, Monopoly o cualquiera que se os ocurra.

El mundo está lleno de juegos que nos hacen disfrutar. Y, por alguna extraña razón, tendemos a arrinconarlos con el paso de los años al considerarlos una “cosa de niños”. Por eso, desde aquí les vamos a abrir la puerta a los juegos y a ir construyendo un pequeño hueco en el que encontrar el juego perfecto para cada momento. (más…)