Una vida perra en Almuñécar

Leo hoy en IDEAL que los animales no tienen suerte con Almuñécar. Y razón no le falta al periódico. Los tres proyectos en los que la ciudad sexitana se ha intentado congraciar con el reino animal han sido antes o después escenarios de conflictos y han acabado en desastre con problemas de gestión o financiación, o ambas cosas.

El parque Loro Sexi, el más veterano, inaugurado hace treinta años, el zoológico de Peña Escrita y ahora el Acuario, no han sido precisamente un paraíso tropical para loros, ciervos, leones o delfines. El futuro del parque ornitológico vuela por malos derroteros, el zoológico está en proceso de desmantelamiento y en el Acuario… bueno en el acuario bucea kafka. Los trabajadores llevan cinco meses sin cobrar, no saben nada de su empresa y ven cómo las instalaciones se deterioran hasta el extremo que a los peces les ha dado por morirse. En la desesperación más absoluta han salieron a la calle para pedirle al equipo de gobierno una solución: «que lo intervengan, que lo secuestren», lo que sea. Ya quisieran los animales de Almuñécar recibir las atenciones de un perroflauta. ¡Eso sí que son mimos y cuidados!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *